A la hora de «vestir» las paredes de nuestro hogar, la pintura suele ser la opción principal, pero desde hace algún tiempo, el papel pintado se ha colocado como elemento importante dentro de la decoración, comiéndole cada vez más terreno a la pintura. Se trata de un materia que es capaz de dar un aire nuevo a cualquier espacio de forma muy sencilla, original y consiguiendo unos resultados sorprendentes. No nos equivocamos si afirmamos que el papel pintado se ha convertido en una de las opciones decorativas más en auge dentro de este campo. Parte de esto, es debido al gran salto de calidad que ha dado en los últimos años debido a la llegada de nuevas tecnología.

Debido a la importancia que ha adquirido, hoy queremos hablaros de las principales ventajas que nos ofrece el uso del papel pintado, ventajas que os ayudarán a decantaros por él para vestir vuestras paredes.

Gran variedad de estilos

papel pintado en pared

Una de sus grandes ventajas es que podemos encontrar una gran variedad de estilos y diseños que combinan con todo tipo de decoración. Puedes optar por un modelo de papel pintado clásico o bien arriesgar algo más y colocar uno con estampados que aporte un toque más moderno. No importa el espacio que quieras decorar, el papel pintado será tu gran aliado.

Fácil de instalar

Aunque cuando hablamos de instalar papel en las paredes todo el mundo piensa que es muy complicado, a la hora de la verdad no es así. Es más, más bien es todo lo contrario, pudiéndolo hacer cualquiera. Lo más importante a la hora de colocarlo, es hacerlo con mucho cuidado para evitar que queden bolsas de aire por debajo, unas bolsas que pueden hacer que el papel termine por despegarse.

También te puede interesar:
Tendencias en armarios para el hogar

Fácil de limpiar

Contar con un hogar limpio, es algo que gusta a todo el mundo. Tener en nuestras paredes papel pintado puede ayudarnos a conseguirlo, ya que se trata de un material que se limpia muy bien, manteniéndolo siempre como el primer día. Lo único que debemos tener en cuenta en su limpieza son las siguientes precauciones:

  • Utiliza un paño húmedo, aplicando detergente no agresivo líquido y, frota de manera suave.
  • Pasa papel de cocina antes de limpiar el papel para reducir la humedad de la mancha.
  • Utiliza paños de microfibra para la limpieza. Están diseñados para absorber la suciedad.
  • No limpies el papel hasta que no pasen al menos tres días desde su instalación.
  • No utilices productos de limpieza con disolvente.

Mayor resistencia al paso del tiempo y los golpes

Otra de las ventajas principales de usar papel pintado, es que se trata de un material que es más resistente que la pintura tradicional. Con el paso del tiempo, es normal que la pintura termite por descascarillarse por el roce o por ciertos golpes. Sin embargo, el papel es más resistente al paso del tiempo y a los roces.

Además de lo comentado, el papel puede ser nuestro gran aliado a la hora de tapar las imperfecciones que pueda tener la pared, imperfecciones que sería complicado de cubrir con la pintura normal.

Para todo tipo de espacios

papel pintado en dormitorio

Por último, queremos destacar que el papel pintado puede ser utilizad para cualquier espacio del hogar, y cuando decimos cualquier nos referimos a todos. Esto es debido a los diferentes estilos y diseños que nos podemos encontrar, tal y como comentamos en primer punto, pero también por los diferentes materiales que existen y que permiten su instalación en lugares tan complicados como la cocina o el baño. En estos casos, lo más recomendable es utilizar un papel vinílico que ofrece más resistencia a la humedad y a la condensación.

También te puede interesar:
10 edificios que tienen un gran tobogán en su interior

Por todo lo visto a lo largo del artículo de hoy, el papel pintado se ha convertido en una apuesta segura para nuestro hogar. Solo es necesario dar con el modelo que mejor se adapta a nuestro gusto para crear ambientes muy acogedores.