3 consejos para mantener cálidas las cabañas de madera en invierno

Frecuentemente, muchas personas creen que las cabañas de madera pequeñas se mantienen cálidas y habitables únicamente en las temporadas alejadas del invierno. Esto está muy lejos de ser cierto. Las cabañas de madera son perfectamente habitables en invierno, con el correcto acondicionamiento. Siempre se debe prestar especial atención al mantenimiento de la cabaña, para prevenir cualquier inconveniente y para alargar su vida útil.

En esta entrada, te contamos las 3 claves que debes tener en cuenta para que las cabañas de madera se mantengan cálidas durante el invierno. Verás cómo invirtiendo poco dinero, podrás tener rápidamente tu cabaña completamente aislada.

¿Qué tener en cuenta para mantener cálidas las cabañas de madera?

Los lugares soñados alejados de las ciudades muchas veces presentan características adversas en relación con el clima en épocas de frío. Por ello, es muy importante que las cabañas de madera pequeñas estén aisladas correctamente.

Como ya debes saber, la madera es un material aislante por naturaleza, ya que protege de altas y bajas temperaturas. Es decir, mantiene el calor de los ambientes en invierno, y en épocas de verano, los mantiene frescos. Incluso, la madera mantiene el calor mucho más que el ladrillo, el hormigón y la piedra.

Dicho esto, igualmente debes saber que si deseas vivir en una cabaña de madera durante el invierno, y no gastar una gran cantidad de dinero en calefacción, te recomendamos seguir las recomendaciones que te compartiremos a continuación. No es conveniente confiarse solo de las condiciones naturales de la madera. Esto es así, ya que al no estar hechas las cabañas de madera de un material sólido, sino construidas con varias piezas individuales, se produce más fácilmente la pérdida de calor a través del techo, el piso y las paredes, como también a través de las puertas y las ventanas. Por eso, debes asegurarte de que tu hogar tenga un aislamiento térmico adecuado, para que puedas sentirte totalmente a gusto sobre la temperatura y a la humedad del espacio. Siempre debes confiar en empresas especializadas que se encarguen de realizar un asesoramiento y seguimiento personalizado para poder tener tu hogar hermético y protegido del frío.

Veamos las 3 claves a tener en cuenta para mantener cálidas las cabañas de madera en invierno:

Tipo de madera

En primer lugar, debes saber que la densidad de la madera influye en su condición de aislamiento. Esto significa que cuanto más densa y gruesa sea, más aislante será también. Por eso, siempre debes optar por las maderas más gruesas posibles, para así asegurarte un alto nivel de aislamiento natural. Muchas veces podemos llegar a terminar eligiendo un tipo de madera más económico para ahorrarnos dinero, pero debes saber que luego tendrás que invertir en materiales aislantes, para contrarrestar la estructura fina de la madera económica. Por eso, conviene siempre adquirir las maderas de mejor calidad, que garantizan el mayor aislamiento posible, sin tener que acudir a otros materiales. Las maderas de buena calidad mantienen la casa cálida durante el día y retienen calor. Ahora bien, si además decides aislar térmicamente la cabaña con otros materiales, te vas a asegurar un confort térmico pleno. Lo mejor de todo es que no únicamente estarás cuidando de tu presupuesto al aislar la vivienda, sino también estarás cuidando el medioambiente, ya que no tendrás que realizar gastos de energía a través de sistemas de calefacción.

Materiales aislantes

Es importante tener en cuenta que existen distintos tipos de materiales aislantes, que se pueden clasificar entre los que son ecológicos y entre los que no lo son. Entre los que sí son ecológicos y renovables, podemos encontrar el corcho, el lino, el cáñamo, la celulosa y la madera. Todos ellos son de origen vegetal. Por otro lado, los no renovables o no ecológicos son aquellos que requieren de mayor cantidad de energía para su fabricación, pero tienen la ventaja de que son más económicos que los de origen vegetal. Entre los no renovables, podemos mencionar: espuma de poliéster, lana mineral de vidrio, lana de roca y espuma de poliuretano. Una buena elección del material aislante beneficiará en gran medida tu bienestar y comodidad dentro de la cabaña en los meses de frío.

Zonas de la cabaña que deben aislarse

Lo primero que tienes que hacer para proteger tu cabaña del frío durante el invierno es aislar el piso y el techo, en lo posible con lana de roca. Luego de que la casa ya está asentada, conviene aislar también las paredes. Para ello, se suele utilizar lana de madera, por ser natural, ignífuga, y sobre todo, resistente. Tiene propiedades de aislamiento térmico y acústico, por lo que asegura que el espacio se encuentre aclimatado y protegido del aire frío, y también protegido de ruidos o sonidos molestos. Nunca debes olvidarte de las puertas y las ventanas, ya que a través de ellas puede ingresar el frío. Por ello, conviene tener ventanas de alta calidad con doble cristal, e incluso, para casos de frío extremo, pueden ser de triple cristal.

En resumen

Como pudimos ver a lo largo de la entrada, un aislamiento adecuado del techo, el piso, y las paredes, como también un refuerzo de cristal doble o triple en las ventanas y las puertas te brindarán toda la comodidad que necesitas. A su vez, te garantizarán eficiencia energética, ya que ahorrarás dinero por no tener que usar energía extra para calentar la cabaña. Con el correcto aislamiento podrás disfrutar todos los días del año de tu cabaña, con la seguridad de que se mantendrá cálida y confortable durante el invierno. Podrás disfrutar plenamente de todos los ambientes para realizar las actividades que desees. Ahora ya sabes cómo aislar tu cabaña de madera pequeña para mantenerla templada, funcional y agradable en los meses de frío. Verás cómo una vez que pongas en práctica estos consejos que te sugerimos para aislar tu hogar, podrás disfrutar plenamente de él todos los días del año. Siempre debes confiar en empresas especializadas que se encarguen de realizar un asesoramiento y seguimiento personalizado para poder tener tu hogar protegido del frío.

Ir arriba