¿Qué hay que tener en cuenta antes de reformar una casa en Alicante?

Alicante se caracteriza por ser una ciudad fantástica para comprar vivienda y reformarla. Si se tienen los medios, es la mejor opción ya que es mucho más rentable que alquilar una casa. De hecho, las empresas de reformas de Alicante más consagradas, como ReformasLaquant, señalan que, tras la inversión inicial, la propiedad se llega a revalorizar entre un 20% y un 30%. El precio barato de la vivienda, el elevado precio del alquiler y la necesidad de reformas en muchos inmuebles facilitan esto. Por eso, te contamos qué hay que tener en cuenta antes de reformar una casa en Alicante. Así podrás sacarle todo el partido a tu reforma y rentabilizarla al máximo.

Factores que hay que considerar antes de reformar una casa en Alicante

A la hora de reformar una vivienda en Alicante, es recomendable tener en cuenta las siguientes variables:

  • Antigüedad del inmueble
  • Presupuesto para imprevistos
  • Aislamientos y aclimatación
  • Iluminación
  • Autoconsumo

Antigüedad de la vivienda

El parque de viviendas alicantino es muy diverso. Podemos encontrar chalets en primera línea de playa y casas de campo en medio de un huerto, rodeados de naturaleza. También hay sofisticados pisos en grandes vías, así como apartamentos convencionales en zonas residenciales. No obstante, si hay algo que unifica a la mayoría de construcciones levantinas es que son antiguas. Lógicamente, no todas lo son, pero un gran porcentaje sí.

Tras la Guerra Civil, Alicante sufrió una de las remodelaciones más drásticas de toda España. Muchos edificios quedaron derruidos debido a los bombardeos, por lo que urgía reconstruir la ciudad rápido y barato. Desde los años 40, pero sobre todo en los años 60 y hasta los 80, se edificaba sin control, con materiales pésimos y acabados cuestionables. Por otro lado, lo poco que quedó en pie y de calidad, ya sumaba décadas de antigüedad en sus ladrillos.

Por ese motivo, si quieres comprar una vivienda para reformarla, analiza muy bien tu compra. Solicita siempre la ITE y verifica todo antes de invertir. Si ya posees una vivienda y vas a reformarla, será mejor que priorices en calidades y reformas invisibles, como la instalación eléctrica, la fontanería y los aislamientos.

Así te evitarás tener que hacer inversiones en el futuro para paliar posibles problemas ocultos. Además, esto te permitirá aprovechar la obra en el momento. Imagina el sobrecoste que supondría reformar la casa para luego tener que volver a levantar paredes y suelos…. Lo que nos lleva a:

Presupuesto para imprevistos

Si quieres realizar una reforma en Alicante, será mejor que reserves al menos un 10% o 15% del presupuesto para paliar imprevistos. Nunca se sabe de donde pueden venir los inconvenientes, pero es probable que aparezcan debido a varias razones:

  • Incluso si la vivienda tiene poca antigüedad o es de obra nueva, Alicante siempre ha sido un paraíso para las constructoras. Sobre todo, en la década de los 2000, una época alegre para el ladrillo en la que se construía sin compasión. Esto ha llevado a que existen muchas construcciones cuyas calidades son pésimas, presentan problemas estructurales, etc.
  • El agua de Alicante es muy dura. Esto afecta negativamente a tuberías, cañerías y fontanería en general.
  • La humedad de encontrarse frente al mar es otro problema recurrente en la ciudad del castillo blanco. Algunas construcciones presentan problemas de aluminosis. Si bien no tendrás que afrontar el coste de este deterioro por ti mismo, seguramente toda la comunidad deberá aprobar una derrama en el futuro.

Por eso te recomendamos que reserves algo de dinero para que no te lleves sustos. En cualquier caso, no todas las viviendas de Alicante sufren estos problemas. También es fácil encontrar opciones que presentan mucha calidad y garantías. Si es tu caso y no gastas el presupuesto para imprevistos, te vendrá genial al final de la reforma para amueblar y decorar.

Aislamientos y aclimatación adecuados

Alicante es una ciudad cálida, con inviernos templados y amables y veranos calurosos, casi tropicales, aunque sin lluvia. No obstante, que no haya lluvia no significa que no haya humedad. La cercanía al mar otorga a esta urbe buenas dosis de vapor en el aire. Esto se traduce en varios factores que te recomendamos que tengas en cuenta:

  • En invierno la humedad hace que el frio cale en los huesos. Es decir, aunque la temperatura no sea muy baja, la sensación de frio puede ser muy elevada. Además, no se soluciona poniéndote capas de ropa, como si sucede en otras regiones más secas.
  • En verano la humedad hace que el calor sature, haciendo que se sude mucho. Esto puede convertir un día convencional de verano en todo un día de bochorno.
  • Sin importar la época del año, las estructuras metálicas son más susceptibles a oxidarse.

Por estos motivos es muy recomendable que inviertas en buenos aislamientos que protejan de la humedad y temperatura del exterior. También es recomendable que instales un buen sistema de aclimatación. Combinados, reducirán el gasto energético del aire y la calefacción. Además, si la vivienda es antigua, también es recomendable poner una capa de aislante acústico.

Iluminación

A Alicante la llaman la ciudad blanca por muchas razones. Una de las más curiosas es que es de las ciudades con más refracción de luz blanca debido a sus construcciones y paisaje. Es por eso que la luz siempre es abundante e intensa en esta ciudad. Cuando realices tu reforma, busca las mejores formas de aprovechar esta luz en tu hogar:

  • Prueba a instalar grandes ventanales o cortinas de cristal en terrazas y balcones.
  • Procura que predomine el color blanco en las paredes y los colores claros en el suelo.
  • Si pones cortinas, mejor que sean semitransparentes para que la luz siga entrando.
  • En caso de no recibir mucha luz, coloca espejos en abundancia para aprovechar la luz al máximo. Si no recibe nada de luz, pon muchos puntos de luz led en el hogar. Así podrás disfrutar la iluminación sin hacer que la factura se dispare.

Ten en cuenta que vivir en una ciudad con tanto brillo hace que te acostumbres a un grado de luz elevado rápidamente. Si tu hogar no está bien iluminado, podrías sentirte incómodo. Imagina llegar de la calle y entrar en tu casa para encontrarte un espacio sombrío… No suena muy bien ¿verdad? Ilumina bien y haz que tu hogar tenga tanta luz como Alicante. Esto hará tus días más alegres, sentirás que tu hogar es más grande y gozarás de una mayor sensación de libertad.

Autoconsumo

Otra razón por la que Alicante es tan luminosa es porque disfruta de más de 3.400 horas de sol al año. Eso la convierte en la tercera provincia de España con más horas de sol. Por eso muchas personas están instalando placas solares en sus hogares.

Si vas a realizar una reforma, te recomendamos que pienses seriamente en guardar una parte del presupuesto para invertir en el autoconsumo. Las placas fotovoltáicas te aportarán notables ventajas:

  • No dependerías del precio de la luz ni del abuso de las empresas de electricidad.
  • La factura de la luz se reduciría al mínimo. De hecho, lo normal es generar beneficios cuando generas más luz de la que consumes.
  • Tu energía sería completamente limpia, haciéndole un favor al planeta y a ti mismo.
  • Al ser Alicante una zona tan buena para instalar placas solares, las rentabilizarías mucho antes que en otras localidades.

Reformar una casa en Alicante con las mejores empresas

Si buscas reformar en Alicante, es mejor que lo hagas con empresas experimentadas y que conocen la ciudad al dedillo. Así podrán aconsejarte como es debido, analizando todos los pormenores y peculiaridades del levante español. De este modo garantizarás que tu reforma sea todo un éxito.

Ir arriba