Aunque en el mundo de la construcción, los cambios tardan en hacerse realidad, para este año 2021 se esperan grandes avances en cuanto a tecnología, materiales o sostenibilidad. Cualquier proyecto, debe estar preparado para adaptarse a continuos cambios, más a los provocados por culpa de la pandemia de la Covid-19.

Casas multifuncionales que priorizan el espacio

oficina en casa

En este último año, las casas se han convertido en nuestras oficinas. Por este motivo, a la hora de diseñar un nuevo hogar, se tiende a aprovechar al máximo todos los rincones, valorando más si cabe, el uso de luz natural. Todo esto afecta a la distribución de las viviendas, que buscan menos habitaciones más espaciosas, baños más lujosos y un salón acogedor.

“El salón es ahora también nuestra sala de juegos, nuestro gimnasio y nuestra sala de cine”. Por eso no solo el espacio, sino también el ruido se ha vuelto determinante. Para mejorar la acústica y evitar la reverberación (permanencia del sonido una vez que ha dejado de emitirse), se debe diferenciar entre el ruido exterior e interior. Según Manuel, “se ha experimentado una subida de la demanda por el aislamiento acústico tanto de ventanas como de carpintería.

Otra tendencia que se ha consolidado en el mercado tiene que ver con la eficiencia energética. Los promotores, además de incrementar el valor añadido de sus edificaciones, muestran progresivamente un compromiso mayor con el código ético. La tecnología contribuye a fomentar el ahorro energético: la domótica, por ejemplo, ya no se basa únicamente en ese añadido costoso y de utilidad relativa. Ahora, esta tecnología se ha abaratado considerablemente y contribuye a un menor consumo energético.

También te puede interesar:
Casa rural en Nueva Zelanda con un diseño muy llamativo

Restaurantes y oficinas se adaptan

Teniendo en cuenta que esta nueva normalidad ha llegado para quedarse, cada vez son más los restaurantes que consideran la optimización del espacio un factor clave dentro de su estrategia empresarial. La filosofía de que cuantos más comensales, mejor, está cambiando por distribuciones que rentabilizan la rotación de los comensales. “Entre otros, se ha eliminado la tendencia europea de mesa compartida y se apuesta cada vez más por las terrazas, evidentemente”, sigue Manuel.

Las oficinas buscan también más independencia y adaptabilidad. Además de los ajustes de la oficina tradicional, Vega-Leal hace referencia a los módulos de oficinas portátiles, la nueva sensación dentro del sector. “Están construidos en fábricas mediante procesos estandarizados que buscan la perfección milímetro a milímetro”, cuenta. “Pese a su precio, su amortización está más que asegurada, ya que permiten cubrir todas las necesidades de la empresa en un espacio optimizado al 100%”.

Grupo Kloos es una de las muchas compañías que está implementando ya en sus proyectos estas nuevas realidades, adaptando, como sucede siempre, la construcción a las necesidades de la sociedad.