A la hora de elegir un suelo para una nave industrial, lo más importante es que se trate de un suelo que garantice durabilidad ya que sobre él circulará maquinaria pesada. Entre todas las posibilidades que nos podemos encontrar en el mercado, el hormigón pulido se ha convertido en una de las mejores opciones para este tipo de edificaciones, gracias a que es un material que ofrece mucha resistencia y que evita cualquier tipo de abrasión. Pero si la duda que os hacéis es como pulir hormigón, no os preocupéis porque hay empresas que se encargan de hacerlo.

¿Cómo se consigue el hormigón pulido?

Para conseguir un suelo de hormigón pulido, es necesario aplicar un tratamiento en el que se va lijando la superficie y se va puliendo hasta que se consigue una textura lo más lisa posible. Una vez que se ha conseguido esta textura, se sella con un sellador especial para hormigón. Aquí nos podemos encontrar dos tipos: penetrante y superficial. El sellador penetrante que llega hasta el núcleo del hormigón consiguiendo un mejor resultado. Es el que utiliza la empresa especializada en hormigón pulido BECOSAN. Mediante su uso, se sella el poro, evitando el futuro desgaste de la parte superficial del suelo.

Pero a la hora de aplicar un suelo de hormigón pulido, es importante tener en cuenta una serie de condiciones. Lo primero será conseguir que la zona donde se colocará el hormigón pulido esté lisa, endurecida y curada. También será importante que se trate de una zona limpia, es decir, que no haya elementos que puedan interferir. Cuando hablamos de elementos nos referimos a agujeros, tornillos o cualquier otro tipo de desperfectos y manchas. En caso de que estas condiciones no se pudieran dar, lo que habría que hacer es un proceso previo de preparación de la zona para poder empezar el trabajo.

También te puede interesar:
Rediseñan una casa de 1930 en algo realmente maravilloso

Durante todo el proceso, se utiliza maquinaria especial para conseguir el pulido deseado y el sellado, de forma que los productos se queden bien asentados. Cuando el proceso finaliza, lo que se consigue es un acabado brillante y que ofrece una mayor resistencia a la maquinaria pesada y demás objetos que pudieran dañarlo.

A todo lo comentado, también hay que destacar que esta superficie ofrece mayor facilidad de limpieza, lo que la convierte en la elección ideal para todo tipo de industria.

Ventajas del uso del hormigón pulido

Entre algunas de las ventajas más importantes que nos ofrece el uso de este tipo de suelos, nos podemos encontrar:

  • Al absorber menos agua por su característica, crea menos polvo en el desgaste, lo que se traduce en menos tiempo para mantenerlos limpios.
  • Ofrece una vida útil muy larga, ideal para espacios que sufren mucho por el desgaste.
  • Es un material que mejora con el paso del tiempo.
  • Ofrece mucha resistencia a los fenómenos meteorológicos, por lo que se puede utilizar en exteriores sin problemas.

En el caso de estar pensando en utilizar el hormigón pulido en tu nave industrial, la empresa BECOSAN, que hemos nombrado anteriormente, te podrá asesorar de la mejor opción para tu caso. Una empresa con más de veinte años en este sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here