Hipotecas verdes: financiación que bonifica la sostenibilidad

Es bien sabido que los bancos y financieras cada vez están más concienciados con el medio ambiente y, por tanto, sus fundaciones cada vez están más involucradas en la sostenibilidad. Pero sus relaciones con el medio ambiente no están solo en sus fundaciones, también existe una opción de préstamo o hipoteca que tiene que ver con esta conciencia sostenible. Son las hipotecas verdes, poco conocidas pero cada vez más extendidas.

¿Qué son los préstamos o hipotecas verdes?

Son préstamos para remodelar o comprar una vivienda que tiene certificación de eficiencia energética A+, A o B. Es decir, que podemos comprar una vivienda que ya posea esta eficiencia energética o podemos remodelar una casa para que cumpla estas condiciones. Los bancos nos otorgarán un crédito para la reforma, o una hipoteca para la compra, con unas mejores condiciones respecto al interés cedido.

Podemos encontrar un listado de hipotecas verdes en Financer, donde nos informarán de todos los bancos que las ofrecen.

hipotecas verdes financiacion que bonifica la sostenibilidad

Estas hipotecas verdes serán, pues, concedidas para viviendas que cumplan los criterios de arquitectura sostenible, ya sea desde su construcción o con su posterior remodelación. Sea como sea, el dinero que nos conceda el banco tiene que ir destinado a viviendas que cumplan estas características.

¿Cuáles son los criterios de la arquitectura sostenible?

El concepto de arquitectura sostenible es aquella construcción que es respetuosa con el medio ambiente. Existen multitud de criterios que posibilitan este respeto natural y que minimizan el impacto ambiental, sin embargo, podemos destacar algunos de los más importantes y que resumen el concepto.

  • Optimización de los recursos naturales

Esto significa que la arquitectura debe tener en cuenta las propias condiciones climáticas, las circunstancias hidrográficas y los ecosistemas que rodean el edificio para, de esta forma, sacar el máximo rendimiento y crear el menor impacto posible.

  • Reducción del consumo energético

La característica anterior logra esta reducción. Ya que, si aprovechamos los recursos naturales, climáticos y del ecosistema, podremos reducir el consumo energético en calefacciones o refrigeraciones. Una de las reducciones más sencillas de conseguir es el gasto lumínico si se tienen en cuenta las condiciones de luz natural que, además, ayudarán también a la temperatura del interior de la vivienda.

  • Eficacia en el uso de los materiales

Si se utilizan los materiales adecuados, se pueden potenciar las características anteriores. Además, podemos utilizar materiales no contaminantes, incluso reciclados, contribuyendo a la sostenibilidad del medio natural.

Estas hipotecas de eficiencia energética aún se encuentran en fase piloto, sin embargo, sí hay entidades que ya las ofrecen.

Pequeñas acciones para un uso sostenible de la energía

Por supuesto, ya sabemos que es necesario mejorar los hogares hasta conseguir un uso responsable de la energía. Además de por necesidad del medio ambiente, también debemos hacerlo por nuestra propia economía doméstica.

Desde luego, hay que tener siempre en cuenta los pequeños pasos diarios, como puede ser la utilización de bombillas con buena eficiencia energética, conseguir unos espacios lo suficientemente sellados para mantener la temperatura idónea o no tener grifos sin cierre hermético o alguna otra fuga de agua.

Estas son pequeñas reparaciones cotidianas que ayudarán mucho a conseguir una buena eficiencia energética en el hogar.

Ir arriba