El versátil complemento logra lo más difícil, encajando a la perfección en ambientes de playa y terrazas, así como en estilos nórdicos, industriales y boho.

Su presencia cautiva, cambia el ambiente y jamás pasa desapercibida. La versatilidad de la silla ACAPULCO la convierte en un complemento perfecto y distintivo en interiores y exteriores, y su gran gama de colores permite jugar ampliamente tanto con harmonías como con el contraste.

La firma de decoración online SKLUM cuenta con una serie compuesta por silla, mecedora y mesa que nos trasladará de inmediato a la esencia del paraíso chic creado por las mayores celebrities durante sus vacaciones en el fastuoso ACAPULCO de los años 50 y 60.

Junto al componente estético, tener una ACAPULCO nos remonta, ni más ni menos, a los diseños que se empleaban en el Imperio Maya, dado que su trenzado evoca las hamacas con las que descansaban los mayas hace miles de años. Fue en la década de los años 50 cuando varios creadores mexicanos quisieron revisitar estas antiguas piezas de artesanía autóctona y aplicarlas a la modernidad, situándolas en las playas y costas –por tal motivo se la apodó silla costera– , con el resultado que hoy conocemos.

Su diseño inteligente es su mejor baza. Sus cables están separados, hecho que permite una completa circulación de aire por todo el cuerpo y mantenerlo fresco. Por tal motivo son sillas ideales para terrazas y zonas calurosas. Pero su versatilidad es tal que también encaja perfectamente con el estilo más opuesto, el nórdico, ya que a las Acapulco también les sienta de fábula estar acompañadas de una pequeña manta o de una piel de pelo largo. En el término medio, la silla costera también dialoga de forma excelente con un estilo industrial, vintage y boho.

SKLUM ofrece la silla ACAPULCO con una estructura de las patas en acero soldado, mientras el cuerpo está fabricado  en plástico de polietileno, un material muy resistente y 100% reciclable, que dota a esta silla de una gran flexibilidad y comodidad. Como el proceso de elaboración es artesanal y sigue la estela original del trenzado maya, estas sillas pueden experimentar variaciones e imperfecciones propias de esta práctica. Son pequeños detalles que, a su vez, convierten cada silla Acapulco en un producto único e inigualable.

Gracias a su gran variedad de colores –está disponible en 14 tonalidades diferentes-, esta silla permite crear un espacio único, particular y con personalidad. Los distintos colores permiten crear espacios sorprendentes, creando harmonías para descansar, o contrastes para aportar dinamismo y jovialidad.

La silla ACAPULCO es la primera de una serie que se puede combinar con otros productos de SKLUM, como la mecedora Acapulco –disponible en blanco y negro- o la mesa ACAPULCO, disponible hasta en 14 colores.

Una ACAPULCO conseguirá dar a nuestro hogar, oficina o negocio un llamativo toque que se remonta a una tradición milenaria, evocadora y exótica, al tiempo que rebosa diseño, sofisticación y eterna contemporaneidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here