¿Cuánto vale hacer una piscina de obra?

Las piscinas resultan en una instalación muy práctica que ha otorgado a miles de personas entretenimiento durante los pasados veranos en los que la pandemia ha dictaminado nuestro ritmo de vida. Sin embargo, todos somos conscientes de los costos económicos que implica disponer de una piscina en nuestra vivienda. Si, aún así, estás interesado en construir o reservar piscina y deseas saber cuánto puede llegar a valer esta instalación, en los siguientes apartados procederemos a explicártelo con todo lujo de detalles.

3 aspectos que influyen en el precio final de una piscina de obra

Podemos definir piscina de obra o de hormigón como aquellas piscinas que se construyen a base de hormigón vaciado y con muros de contención. Debido a esto, deberemos llevar a cabo la construcción en el mismo lugar en el que vamos a instalarla, a diferencia del proceso de instalación de las piscinas prefabricadas. A pesar de su durabilidad, requerirán de la delimitación del espacio a emplear, colocación del vaso, instalación de tuberías y de sistemas de depuración…entre otros.

A continuación profundizaremos en los diferentes aspectos que pueden influir en el precio final de la construcción de una piscina de obra.

El lugar en el que se hará la instalación

En primer lugar, deberemos elegir el espacio adecuado en el que llevaremos a cabo la construcción de nuestra piscina de obra. Por supuesto, su emplazamiento debe disponer del espacio necesario que queramos que ocupe nuestra piscina, la depuradora y el resto de elementos que se vayan a necesitar, ya se trate de un patio o un terreno libre de nuestra propiedad. En caso de duda sobre el lugar del emplazamiento, se recomienda contratar a un arquitecto que nos permita analizar cuál es la parte más adecuada para llevar a cabo la obra.

Por supuesto, para disponer del espacio necesario, deberemos llevar a cabo una excavación en el terreno. En caso de que tengamos que tratar con sustrato especialmente duro, es muy probable que el coste final incremente.

La forma y dimensiones de la piscina

Otro de los aspectos que también influirán en el precio final de la piscina de obra y que muchos interesados en este tipo de instalaciones tienden a infravalorar se trata de la forma y el tamaño de la piscina. La filosofía es simple: a mayor complejidad y tamaño de piscina, más cantidad de materiales deberán emplearse en la construcción, lo que requerirá de un mayor presupuesto. Dado que se tratará de una obra que debe durar muchos años, los materiales a emplear han de ser de la mayor calidad posible.

La compra e instalación de una depuradora

Con el fin de asegurar que esta obra perdura en el tiempo, deberemos contar con las instalaciones necesarias que nos garanticen el adecuado mantenimiento de la piscina. Entre estas instalaciones, es sin duda la depuradora la más importante de todas, y tanto la compra de un modelo eficiente de consumo ecológico como su instalación y la del resto de tuberías necesarias supondrán una inversión económica importante

Por lo general, el precio medio por el que se suele pagar la construcción de una piscina de obra gira en torno a los 700 euros por metro cuadrado de superficie. Esto se trata de un precio aproximado que, tal y como puede deducirse, viene influenciado por las circunstancias descritas en los apartados anteriores, lo que puede conllevar a un precio final que esté por debajo o encima de esta cifra. En caso de que necesites información más precisa, puedes emplear las herramientas disponibles en portales online especializados, con los que podrás predecir el coste final de una piscina de obra que se ajuste a tus preferencias.

Las piscinas de fibras son una alternativa económica y de calidad

Las aproximaciones acerca del precio de construcción de las piscinas de obra nos dan a entender que, en efecto, son muy caras. Por suerte, existen alternativas mucho más económicas que son capaces de ofrecernos la misma experiencia y nos ahorran laboriosos procesos de excavación y construcción: las piscinas de fibra.

Podemos definir las piscinas de fibra como piscinas de rápida instalación y sencillo mantenimiento, recubiertas de un polímero conformado por finos filamentos de vidrio complementados con resina de poliéster, dando lugar así a un material flexible, ligero y duradero con una vida útil muy prolongada. Se conforman de una única pieza que no admite diseños personalizados, pero consigue evitar los riesgos de pérdidas de agua por filtraciones dado que se tratan de piezas totalmente estancas.

Sin embargo, la llegada de la pandemia y el considerable aumento en ventas han supuesto un grave obstáculo para las empresas encargadas de fabricar y distribuir este tipo de piscinas, dada la escasez de materias primas. Es por ello que marcas líderes en distribución de piscinas de fibra tales como Freedom Pools recomiendan llevar a cabo lo antes posible la reserva de la piscina, para así poder asegurar su instalación y disfrute durante las fechas más calurosas del año.

Ir arriba