No hay nada como llegar a casa tras una larga jornada de trabajo y meterse debajo del grifo de la ducha para relajarse. Todo el mundo busca que este momento sea reconfortante dejando de lado cualquier tipo de preocupación, como puede ser tener que limpiar el agua que se vierta en el suelo. Para que esto no ocurra, es importante elegir una buena mampara. De esta forma evitaremos que no se encharque cada vez que utilicemos la ducha. Ahora bien, ¿cuál es la más adecuada para nuestro caso? En el mercado podemos encontrar una amplia variedad. Solo tenemos que visitar las mamparas de bañera en solomamparas.es para darnos cuenta de todos los tipos y modelos que podemos encontrarnos. Debido a esto, la elección no siempre es fácil. Para que la elección os resulte más fácil, hoy hablaremos de algunas características que deberíamos tener en cuenta para su elección.

Apertura de la mampara

No hay ningún otro espacio en la casa donde sea necesario maximizar todo lo posible el espacio disponible. Unos pocos centímetros cuadrados se pueden convertir en algo muy valioso. Debido a esto, es necesario tener siempre presente el espacio disponible a la hora de elegir la mampara.

En el caso de no tener mucho sitio, la mejor solución es utilizar mamparas con apertura corredera o plegable hacia dentro. De esta forma evitarás ocupar un espacio del que no se dispone. También son adecuadas aquellas que tienen un panel fijo y dejan un espacio libre para acceder al interior de la ducha.

Personas que vayan a utilizar la ducha

También es muy importante tener en cuenta el tipo de personas que van a utilizar esta parte del baño, ya que esto influirá en el modelo y tipo de apertura. Por ejemplo, en el caso de que en casa haya niños pequeños, no estaría mal instalar mamparas con un mayor grosor que nos proporciones mayor resistencia ante posibles golpes.

Por otro lado, si la mampara va a ser utilizada por personas de movilidad reducida, es importante que cuente con un acceso sencillo. Aquí, la apertura abatible hacia afuera o las puertas correderas son las que ofrecen mayor comodidad.

Mamparas acrílicas o de cristal

Resulta importante conocer los principales materiales que nos podemos encontrar para nuestra mampara. Uno de los más utilizados durante toda la vida son las mamparas acrílicas. Destacan por estar fabricadas en una aleación de polímeros de plástico, pero esto no significa que sean más resistentes. Su principal baza es que resultan más económicas.

Por otro lado están las mamparas de cristal. Son las que mejores resultados de estética dan y para nada son más frágiles que las acrílicas. Son muy resistentes al agua y al paso del tiempo. Eso sí, para una mayor seguridad, es importante que tengas presente el grosor del cristal. Suelen tener un precio algo mayor a las anteriores.

Tipos de rodamientos

Dentro del mundo de las mamparas, los mecanismos de apertura y cierre son muy importantes. Los rodamientos de carril son los que se encargan de hacer que la apertura sea fácil, silencios y que dure más en el tiempo. Lo más recomendable es que estos sean metálicos o de Nylon, ya que son más flexibles y resistentes. Siempre que se pueda hay que evitar los de plástico ya que con el paso del tiempo terminan por degastarse.

Altura

Por último, también debemos tener en cuenta la altura de la mampara para evitar que el agua no caiga fuera. Se estima que con una altura que oscile entre los 195 cm y los 200 cm es suficiente para que esto no ocurra.

Además de lo que hemos comentado, ¿qué otras características pensáis que son importantes para la elección de la mampara? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here