Son muchas las familias que cada día hacen cuentas para ahorrar el máximo posible en su hogar. Mantener la casa caliente en invierno y disfrutar de agua caliente, suele ser uno de los puntos a lo que se le dedica mayor presupuesto. Debido a esto, es importante encontrar aquel sistema que nos salga más económico, y en este sentido el gas natural se ha convertido en una de las mejores opciones del mercado para rebajar las facturas. Ahora bien, si estás pensando en contratar gas natural para tu hogar, es importante que antes de hacerlo conozcas algunas cosas que pueden ser de gran interés para tí.

Lo primero que hay que saber es que cualquier persona, comunidad de propietarios y organización tiene derecho a contratar el suministro de gas con la comercializadora que estime más adecuada en función de sus necesidades e intereses. Lo que sí es importante es contar con empresas que faciliten todo este proceso y que además nos consigan importantes reducciones en el precio final así como el alta gratis. Es el caso de https://gruposuroeste.es/, una compañía con una larga trayectoria en el sector del gas natural y que ofrece servicio de instalación y mantenimiento de gas natural para los hogares.

Necesidades energéticas de la instalación

Antes de dar el paso, sería recomendable conocer el consumo anual que necesitarás para tu instalación. Esto es importante ya que dependiendo del consumo, te podrás acoger a una determinada tarifa u otra. En aquellos casos en los que el consumo sea inferior a los 50.000 kilovatios hora anuales y baja presión, el cliente se podrá acoger al suministro con tarifas de gas de último recurso. Este tiene la ventaja de que el precio está fijado por el Ministerio de Industria. En contra, tiene la desventaja de que no se le aplica ningún tipo de descuento como sí puede ocurrir en otras tarifas de mercado libre.

Conocer lo que se pagará en todo momento

Como ocurre con la luz, en la factura puede aparecer conceptos que no nos queden del todo claro. Por este motivo, es importante que nos expliquen lo que pagaremos y en concepto de qué. Así evitaremos las dudas que nos puedan aparecer. También es importante que la empresa nos informe de cuando se llevaría a cabo una revisión de las tarifas, además de si ofrecen descuento.

Periodo de duración del contrato

Antes de firmar ningún contrato, aseguraros de que os queda clara la vigencia del mismo, para no llevaros un susto en el caso de querer cambiaros de compañía. También es importante que os informéis de los pasos a seguir en el caso de querer cancelarlo.

Cuidado con las penalizaciones

Es uno de los puntos que más quebraderos de cabeza dan a los usuarios en el caso de querer darse de baja del servicio. El consumidor debe conocer con cuánto tiempo de antelación debe avisar a su actual suministradora de gas y cuáles serán las penalizaciones que le aplicarán en caso de darse de baja antes de la finalización del contrato.

¿Algún servicio adicional?

Hay ocasiones en las que al contratar el suministro de gas, se pueden contratar servicios adicionales como puede ser la revisión de la instalación. Estos servicios suelen llevar algún tipo de coste que encarecerá la factura final.

Aunque esta información puede serviros de ayuda, la mejor opción es que contactéis con una empresa de confianza que os ayude en todos estos trámites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here