A la hora de decorar un salón, lo primero que debemos tener en cuenta es el espacio del que dispondremos. A partir de ahí será el momento de empezar a buscar los muebles que mejor encajan en ese espacio. Dentro de todos los elementos que formarán parte de él, uno de los grandes protagonistas será sin duda el sofá. No solo por su volumen y peso visual, sino también porque será uno de los muebles más utilizados. Ya no solo para sentarse, sino también para leer o como cama improvisada para dormir la siesta. De ahí que su elección sea muy importante, tomando la decisión con calma y no comprando lo primero que veamos. Modelos hay muchos, solo hay que visitar la sección de sofá Maisons du Monde para darnos cuenta de ellos. Pero para haceros más fácil la búsqueda, hoy queremos hablar de algunas claves que deberíais tener en cuenta.

Tener en cuenta el tamaño del salón

La elección del tamaño del sofá dependerá del espacio que dispongamos. Siempre hay que intentar dejar el hueco suficiente para poder movernos por la estancia sin problemas. Partiendo de esta premisa, os recomendamos tomar las medidas de las que disponemos para buscar nuestro sofá que se adapte a ellas.

Si el espacio es muy grande, podemos optar por multitud de combinaciones diferentes, como por ejemplo un sofá de 3 plazas y otro de 2 o un chaise longue. Si el salón es pequeño, para aprovechar un sofá en L o rinconero nos ayudará a aprovechar mejor el espacio

Si las dimensiones son mínimas, lo ideal en estos casos es apostar por un sofá de dos plazas, con respaldo y antebrazos bajos, y a ser posible, colocarlo próximo a una ventana para aprovechas al máximo la luz natural.

También te puede interesar:
10 sorprendentes pisos de madera para nuestro hogar

Comodidad del salón

Otra de las cosas a tener presente es su comodidad. Piensa que pasarás mucho tiempo sentado en él, y que lo último que quieres es que al levantarte te duela todo el cuerpo.

A la hora de buscar comodidad, lo recomendable es que el asiento tenga entre 65 y 75 cm, mientras que la altura puede oscilar entre los 70 y los 90 cm. De esta forma nos aseguramos que la posición que tengamos sea la más adecuada.

Sofá que dure en el tiempo

Cuando adquieres un sofá, lo que buscas es algo que te dure en el tiempo. Por tu cabeza no pasa cambiarlo cada pocos años. Para conseguir eso, es importante asegurarse de que el sofá elegido cuenta con una estructura resistente. Generalmente suelen ser de madera o metal. Si notas que el sofá es muy ligero, lo más probable es que su estructura no sea lo resistente que podríamos esperar.

La elección del tapizado

salon amplio con sofas

Tampoco podemos olvidarnos del tipo de tapizado que tendrá el sofá, más si tenemos en casa niños pequeños. Hoy en día existe multitud de gama de tejidos diversos que cuentan con todo tipo de colores. A la hora de elegir el tipo de tejido, el algodón suele ser uno de los más utilizados gracias a su resistencia. También está la opción de un sofá de piel, un material que es perfecto para todo tipo de ambientes.

En el caso de los colores, si buscas algo que combine con todo, apuesta por los colores neutros. De esta forma te garantizarás una decoración armoniosa con el resto de muebles.

También te puede interesar:
Nuevos tipos de baños en el diseño de interiores

El presupuesto es importante

Una vez que has tenido en cuenta todo lo anterior, y más o menos puedes tener claro el tipo de sofá que encaja en tu salón, lo que deberías hacer es marcarte un presupuesto máximo de lo que te quieres gastar. Te sorprenderás conocer los muchos sofás baratos que hay que cuentan con una gran calidad.

Como ya hemos comentado, la elección del sofá necesita de tiempo para dar con el adecuado para nuestro salón. Ten presente estas claves que hemos comentado para que te sea más sencillo dar con el tuyo.