Las cortinas de cristal son un tipo de cerramiento que lleva en auge desde hace años. No por nada, cada día es más común encontrarse con un restaurante cuya terraza está acristalada por completo, sin perfiles ni marcos que impidan la vista. También es más habitual ver balcones de apartamentos, áticos o, incluso, porches en chalets que ya cuentan con este tipo de cerramientos panorámicos.

Y es que sus beneficios son muchos, por esa razón se trata de un sector al alza por el que muchos interioristas y particulares deciden apostar. Esto se hace notar en el incremento de empresas que se dedican a la distribución y fabricación de las piezas necesarias para realizar estas instalaciones. Un ejemplo notable de ello es VidrioSystem, referente del sector que fabrica y distribuye a toda España desde Madrid. En cualquier caso, el nivel de competitividad es elevado y existen multitud de proveedores entre los que elegir.

¿Qué son las cortinas de cristal?

cortinas de cristal

Antes de entrar en materia, es importante analizar en qué consiste este tipo de cerramientos de vidrio.

En base a su estructura, se trata de láminas de cristal templado que no cuentan con perfiles ni marcos verticales entre sí. Por un lado, el proceso de templar el vidrio permite hacerlo mucho más seguro y aislante. Por otro, la ausencia de perfiles otorga una vista sin obstáculos, dando una grata sensación de amplitud a cualquier estancia. Los marcos son horizontales, situándose en la parte superior e inferior de toda la instalación a modo de carriles por los que se deslizan los paneles.

De este modo, cada lámina se mueve de forma independiente o junto a las demás (como se prefiera) a través de carriles inferiores y superiores. Esto es lo que les da su característica función, que permite abrirlas cuando se precie creando espacios multifunción.

Aunque existe gran variedad de tamaños (generalmente a medida) tienen una limitación de altura. El máximo es de 3 metros. La anchura, no obstante, puede ser infinita, pues basta con instalar más paneles de cristal. Respecto al grosor, este varía según las necesidades de la instalación y la disponibilidad del fabricante, aunque no suelen exceder los 4,5cm de ancho.

Ventajas de las cortinas de cristal

cortinas de cristal 3

Los paneles de vidrio sin perfiles cuentan con una notable lista de ventajas, de ahí su popularidad. A destacar:

  • Permiten una visión panorámica gracias a la ausencia de perfiles, por lo que se obtiene una vista sin obstáculos.
  • La obra de instalación suele ser bastante sencilla. Gracias a ello pueden estar instaladas en 2 días. Aunque lo más común es que este plazo se extendía de 1 a 3 días más, según la envergadura del proyecto.
  • Son de estructura simple, por lo que requieren un mantenimiento mínimo.
  • No generan problemas con comunidades de vecinos ni con los ayuntamientos, ya que, legalmente, se considera que no interfieren con la estética de las fachadas.
  • Mejoran los usos del espacio en el que se instalan, pues pueden abrirse y cerrarse a placer, ya sea total o parcialmente. Ello permite destinar dicha zona a diferentes actividades sin el límite que supone la estacionalidad o las inclemencias del tiempo.
  • Sirven de aislante térmico en zonas exteriores como balcones, porches o terrazas.
  • No están limitadas a ser tan solo un cerramiento exterior, pues también sirven como separadores en espacios de interior, como oficinas, comedores, salones, etc.
  • Son una barrera extra frente a los sonidos del exterior, al reducir el nivel de ruido en unos 35 decibelios.
  • Impiden la entrada de agentes externos como los insectos, la suciedad, las nubes de polvo o la contaminación.
  • Implican una barrera extra de seguridad en el hogar y en los establecimientos.
  • Son sencillos de limpiar por ambas caras gracias a que se pueden pelgar en ángulos de 90º. Esto evita el riesgo de tener que limpiar asomándose desde una altura.
  • No tienen limitaciones a la hora de instalarse. No importa el tamaño del espacio ni su distribución, pues se adaptan a casi cualquier recorrido, incluso a secciones curvas.
  • Permiten un acabado elegante en cualquier espacio que combina con todo tipo de materiales, sin importar el estilo decorativo.
También te puede interesar:
Lo últmo en cortinas para el salón

Inconvenientes de las cortinas de cristal

cortinas de cristal 4

En cualquier caso, nada es perfecto. Las cortinas de vidrio no se libran de esta norma universal y, si bien las ventajas son muy notables, también hay algunos inconvenientes a tener en cuenta:

  • Pese a lo fáciles de limpiar que son, se trata de cristales en su totalidad, sin marcos que disimulen las manchas. Por ese motivo la visión panorámica hace que cualquier reducto de suciedad sea más evidente en un simple vistazo. Esto obliga a realizar una limpieza habitual para que luzcan como deben. De otro modo, se convierten en un escaparate para la suciedad. Sobre todo, si llueve habitualmente.
  • Aunque requieren de poco mantenimiento, hay que estar atentos a las juntas y los rodamientos. Son piezas que, si se usan demasiado, ceden al desgaste. Por eso es recomendable mantenerlas en buen estado y utilizar lubricantes específicos.
  • No cabe duda de que a cualquiera le gusta una buena vista. Sin embargo, también permiten que se vea todo lo que pasa dentro de la estancia, limitando al mínimo la intimidad.
  • Tenerlas cerradas en verano puede generar un exceso de temperatura al generar efecto invernadero.

Cómo funcionan las cortinas de vidrio

Como ya hemos comentado, las cortinas de cristal se deslizan sobre los rieles superiores e inferiores. Para abrirlas y cerrarlas solo hay que seguir estos sencillos pasos:

  1. Antes que nada, es necesario quitar el seguro que protege las cortinas. Para garantizar la mayor seguridad y evitar una apertura involuntaria, todas ellas vienen con un sistema de cierre que impide que se muevan del sitio. Esto las hace más estables frente a fuertes rachas de viento y golpes. El seguro puede ser de varios tipos, aunque los más comunes son de palanca con llave. Para quitarlo solo hay que introducir la llave y girar la palanca, que suele encontrarse en el panel más cercano al extremo en el que se abaten los paneles.
  2. Una vez hecho esto, será sencillo abrir la hoja de dicho extremo. Para ello solo hay que girarla sobre sí misma en un ángulo de 90º hacia el interior de la sala, abatiéndola de modo vertical. Cabe mencionar que el ángulo puede variar según cada estancia y el espacio disponible, aunque ese es el ángulo más habitual. Al abatirlo, el panel se dispondrá de forma perpendicular al riel sobre el que se desliza, liberando el hueco necesario para que se deslicen el resto de cristales.
  3. Acto seguido, basta con empujar el panel consiguiente hasta el espacio que ha dejado el panel abatido y repetir el proceso del punto anterior. Así con cada panel hasta que hayas abierto la sala por completo.
  4. Si, por el contrario, deseas cerrar la estancia, solo hay que seguir estas instrucciones en sentido inverso.
  5. Por último, es necesario volver a poner el seguro, ya sea para cerrar o abrir las cortinas.

Por escrito este proceso puede parecer mucho más complejo de lo que en realidad es. Además, toma mucho menos tiempo del que parece ya que es una actividad casi automática gracias a la facilidad con la que se deslizan los paneles sobre los carriles.

De todos modos, al finalizar la obra y la instalación, el técnico responsable dedicará un tiempo a explicar cómo funciona el sistema, así como su mantenimiento y las particularidades que puedan tener dichas cortinas.

La gran ventaja de este sistema es que permite una apertura y cierre total o parcial. Sobre todo, en la apertura parcial es donde se gana más comodidad. Por ejemplo, en un día de viento en el que apetece estar al exterior, basta con abrir las caras por las que no lleguen las rachas.

Mantenimiento de las cortinas de vidrio

cortinas de cristal 5

Una de las mayores ventajas de los cerramientos transparentes es que apenas requieren mantenimiento. De todos modos, se recomienda que se haga un buen seguimiento cada 6 meses, o al menos una vez al año si las cortinas no tienen mucho uso (como es el caso de segundas residencias).

También te puede interesar:
Santa & Cole y Raquel Oliva presentan Trípode “Mediterráneo”

Estas tareas las puedes realizar tú mismo, aunque lo más aconsejado es llamar a un técnico especializado. De este modo él se encargará de realizar el mantenimiento como es debido. Si, finalmente, decides hacerlo por tu cuenta, esto es lo que debes tener en cuenta:

  • Cuando la cortina ofrezca resistencia al desliz, nunca hay que forzarla. Lo mejor es probar a deslizar el panel hacia el costado empujándolo un poco hacia atrás.
  • Cada 6 meses, o siempre que el carril ofrezca resistencia, aplicar spray de silicona para facilitar el recorrido de los paneles.
  • En invierno, tener en cuenta que los rieles pueden congelarse. En ese caso, tener cuidado y mover los paneles con menor fuerza.
  • A la hora de limpiar las cortinas de cristal, hay que hacerlo con agentes poco corrosivos, preferiblemente tan solo con agua y un paño suave, evitando frotar en exceso.

Siguiendo estas indicaciones, mantendrás tus cortinas en perfecto estado el mayor tiempo posible.

Juntas de imán o plástico

A la hora de instalar un cerramiento transparente con rieles deslizantes siempre hay que afrontar una decisión. Se trata de las juntas, también llamados esquemas de cierre. Estas se presentan de dos maneras:

  • En forma de imán: Permite un cierre más cómodo y estable, uniendo cada panel entre sí de forma robusta. Además, aporta rigidez a los perfiles inferiores, haciendo que los paneles oscilen menos en caso de desgaste.
  • En forma de plástico o goma transparente: El cierre es también bastante cómodo, pues cada panel se acopla con sus anexos mediante una junta que genera efecto pinza. No obstante, no tiene la misma estabilidad que la que otorga el cierre por imán y requiere de un poco más de tacto para no dañar la estructura.

Lo más recomendable siempre pasa por instalar las juntas con imán. No suponen un extra muy costoso en el presupuesto final y, dada la inversión que se va a realizar, es mejor ir a por la opción de mayor calidad. Al final, esto se traduce en mucho más confort al manejar los paneles y, por tanto, es más comodidad para el usuario.

Cómo elegir una empresa de cortinas de cristal y no equivocarse

Llegado el momento de seleccionar un buen proveedor de cortinas de vidrio es necesario buscar la transparencia. Lo más habitual es que todas las empresas ofrezcan toda una serie de promesas estándar, a veces más basadas en marketing y avidez por vender que en la realidad. Para detectar su calidad, revisa las reseñas que puedan tener en la OCU y en Internet. No hay mejor fuente para conocer el valor del trabajo de una empresa.

También ten en cuenta que siempre que llames la mayoría te ofrecerán visitar tu casa y enviarte un presupuesto electrónico, o incluso en mano. Aquí, lo importante, es que el presupuesto esté completamente cerrado, estableciendo claramente la duración que tendrá la obra y que no habrá penalizaciones en el precio si hay demora o problemas inesperados. Es responsabilidad del proveedor calcular bien estos portes y analizar la obra antes de iniciarla, por lo que el cliente no debería pagar de más por un fallo de la empresa.

Otro factor clave radica en invertir algo de tu tiempo en ir a visitar por ti mismo la empresa con la que decidas quedarte. De este modo, podrás verificar su auténtica naturaleza. Algunas son fábricas que cuentan con su propio equipo, con instalaciones y con un complejo tejido organizacional. Estas serán la mejor opción ya que suelen ofrecer un precio más ajustado a la realidad.

Otras, en cambio, son tan solo oficinas de distribución que compran a fabricantes. Si bien es cierto que muchos de los proveedores que no cuentan con fábrica apuestan por un trato de mayor calidad, enfocando su esfuerzo en la atención y el bienestar del cliente. En cualquier caso, al final del día la decisión siempre es la del cliente, por eso lo más importante es estar bien informado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here