Si notas un ambiente húmedo en tu vivienda o en tu local y este fenómeno viene acompañado de manchas oscuras en las paredes y desconchones, entonces tienes un problema de humedad por capilaridad. Pero no te preocupes, este es un problema muy habitual, especialmente frecuente en plantas bajas, sótanos, edificios antiguos y en zonas expuestas a la lluvia o próximas a cursos de agua y que tiene varias soluciones muy eficaces.

Si deseas eliminar la humedad por capilaridad, en este artículo te explicamos en qué consiste la humedad por capilaridad y qué sencillos consejos seguir para poder eliminarla.

¿En qué consiste la humedad por capilaridad?

Este tipo de humedad es un fenómeno asociado a una de las propiedades de los líquidos, la capilaridad. Una propiedad de los fluidos que hace que suben o bajen alcanzando distintas alturas al estar en contacto con cuerpo sólido. Así, las aguas del subsuelo van infiltrándose poco a poco a través de las paredes, ascendiendo lentamente.

En este proceso de ascensión, el agua se evapora y cristaliza manteniéndose retenida en el interior de las paredes. Si esta humedad es uniforme en toda la casa, es notoria a lo largo de todo el año y notamos la presencia de eflorescencias salinas, entonces estaremos ante una humedad por capilaridad.

Una mala impermeabilización de los cimientos y los muros, una cimentación deficiente, un drenaje incorrecto o un constante contacto con el nivel freático o con aguas procedentes de la lluvia o de las tuberías de agua son algunas de las causas últimas de esa humedad por capilaridad.

Si no se pone freno a esta situación, el agua seguirá humedeciendo las paredes, saturándolas y dando paso a la aparición de las horribles manchas oscuras, desconchones y un desagradable olor a humedad. El aspecto de nuestra casa se torna descuidado y poco acogedor, llegando incluso a ser insano.

También te puede interesar:
Splashpad® urbano de VORTEX: estética, diversión y sostenibilidad

Consejos efectivos para eliminar la humedad por capilaridad

¿Es este tu problema? ¿Se ha convertido en todo un obstáculo para tu vida cotidiana? Pues nada mejor que tomar nota de estos consejos para conseguir hacerle frente a la humedad.

  1. Poner deshumidificadores

Uno de los primeros pasos es hacerse con un buen deshumidificador que ayude a extraer el vapor de agua y vaya secando la estancia. Depende de su potencia y calidad se logrará reducir los niveles de humedad en un porcentaje en mayor o menor grado. También ayudará a sacar el moho de las paredes, las manchas, así como la condensación y el olor a humedad del ambiente.

  1. Electroósmosis

Este método consiste en la emisión de corrientes eléctricas mediante electrodos capaces de invertir la polaridad y lograr que el agua descienda en lugar de ascender y conseguir eliminar la capilaridad. Esta solución es muy sencilla y rápida, además de no precisar de obras.

  1. Láminas impermeables

Este es otro de los métodos más sencillos para acabar con la humedad por capilaridad. Este consiste en introducir una lámina impermeable a través de un corte transversal en la base del muro. Es ideal para prevenir la humedad en edificios de nueva construcción.

  1. Higroconvectores

Mediante unos tubos cerámicos o de plástico, los higroconvectores, se consigue generar un flujo de aire que va eliminando la humedad del muro. Este método es muy efectivo, pero hay que tener presente que da bastante trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here