Dar el paso y decidirse a comprar un inmueble, es uno de los momentos más importantes de la vida de cualquier persona. Acertar con la elección es muy importante, ya que en ese inmueble pasaremos gran parte de nuestra vida. Por este motivo, es importante no acelerarse, sino más bien todo lo contrario. Es recomendable tomarse el tiempo que sea necesario para encontrar aquella que sea con la que siempre hemos soñado. Ahora bien, ¿obra nueva o bien vivienda de segunda mano? En nuestra publicación de hoy, nos centraremos en el primero de los casos hablando de sus ventajas y de lo que habría que tener en cuenta antes de decantarnos por una de ellas.

Ventaja de adquirir una vivienda de obra nueva

construccion vivienda nueva

A la hora de buscar promociones de obra nueva en Málaga, Madrid, Barcelona o cualquier otro lugar, debemos tener en cuenta que este tipo de viviendas ofrecen una serie de ventajas que otras no ofrecen. Veamos las más importantes:

Personalización

Al comprar la vivienda sobre plano, y no estar construida, es posible realizar ciertas modificaciones para adaptarla más a nuestros gustos. De esta forma, puedes ampliar las habitaciones o modificar el baño, por poner algunos ejemplos.

Lista para entrar a vivir

Al tratarse de una obra nueva, tendremos la garantía de que cuando nos den las llaves, el inmueble estará listo para habitarlo desde el primer momento.

Eficiencia y sostenibilidad

La mayoría de los pisos y casas que se construyen en la actualidad, tienen muy presente la importancia de la eficiencia energética, así como la sostenibilidad, utilizando para ello materiales que son respetuosos con el medio ambiente.

También te puede interesar:
Apartamento con gran número de soluciones creativas para espacios pequeños

Lo último en tecnología

Otra de las cosas habituales en las nuevas construcciones, es apostar por la domótica que busca facilitar el día a día de las personas.

Cosas a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda de obra nueva

Si ya has decidido que una vivienda de obra nueva es lo que tú quieres, os dejamos algunas cosas a tener en cuenta antes de dar el paso de la compra.

Conocer la trayectoria del promotor

Con la crisis del ladrillo sufrida hace algunos años, fueron muchos los que tras comprar una vivienda sobre plano, vieron como esta se quedaba a medias de construir por problemas de la constructora. Por este motivo, es importante buscar información sobre la empresa y comprobar como han trabajado en proyectos anteriores. También es importante averiguar si el proyecto cuenta con licencia de obra firme aprobada.

Saber bien lo que se firma

Durante el proceso de compra, será normal firmar una serie de documentos que certifiquen que queremos quedarnos con esa vivienda. Aquí lo importante es leer bien toda esa información y solicitar aclaraciones de los puntos que no queden completamente claros. En estos documentos tiene que quedar bien reflejado aspectos como la ubicación de la construcción, la vivienda elegida, las calidades que contarán el piso o la casa, el plan de pagos o qué pasaría con ese dinero si la promoción finalmente no viera la luz o bien el interesado se arrepintiese.

Solicitar toda la documentación del proyecto

Cuando hablamos de documentación nos estamos refiriendo a los planos de la vivienda, la memoria de calidades o cualquier otro documento que nos pueda servir en el caso de tener que reclamar en un futuro. Además de esto, también será necesario solicitar al promotor el certificado de fin de obra, la licencia de primera ocupación y la cédula de habitabilidad, documentos necesarios para dar de alta servicios básicos como el agua o la luz.

También te puede interesar:
Apartamento moderno donde destacan las ventanas redondas de su fachada

Las aportaciones deberían estar aseguradas

Cuando se adquiere una vivienda de obra nueva, es habitual que el comprador deba realizar pagos periódicos hasta que le sea entregado el inmueble. En este caso, es importante exigir al promotor un aval que asegure esas aportaciones realizadas para no perder el dinero en caso de problemas. Actualmente existe una Ley de Ordenación de la Edificación en la que se establece que el promotor solo está obligado a asegurar las cantidades entregadas a partir de la licencia de obras. Si se ha entregado dinero con anterioridad, no estaría asegurado a no ser que se solicitara el aval del que hemos hablado.

Reclamar los desperfectos

Como en cualquier obra, una vez entrega la vivienda, el propietario debe tener la oportunidad de poder reclamar cualquier desperfecto detectado, o cualquier otro que pudiera aparecer durante un cierto tiempo. De igual forma, debería tener un seguro que protegiera sobre temas relacionados con la estructura. Este seguro debería tener una vigencia de 10 años desde que se entregó el inmueble.

Además de lo que hemos visto a lo largo de toda la publicación, ¿qué otras cosas pensáis que habría que destacar de este tipo de viviendas? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here