Cómo decorar tu jardín para el verano

Una mesa exterior, un banco y unas pequeñas luces son algunos de los elementos que no pueden faltar en un jardín veraniego

Llega el verano y con él las altas temperaturas que nos permiten tomar el sol y disfrutar del aire libre. Los meses estivales son la oportunidad perfecta para leer al aire libre o disfrutar de una buena comida en el exterior, pero para eso hay que preparar el jardín para la ocasión. Una vez el césped esté cortado ya solo queda escoger muebles ligeros y preparados para estar a la intemperie. Una buena mesa, una hamaca, unas pequeñas luces o unas macetas decorativas no pueden faltar en la decoración del jardín.

decorar jardin verano

En primer lugar debemos hacernos con una buena mesa exterior, que nos valga para poder comer fuera o pasar un buen rato con la familia y las amistades. Lo ideal es que sea una mesa ligera y fácil de mover, con sillas o un sofá de exteriores a juego. Hoy en día es posible encontrar una gran cantidad de modelos por Internet con acabados de madera, de color negro o imitando mimbre para dar un toque fresco al conjunto. Es importante que tengamos en cuenta las dimensiones del jardín, porche o terraza a la hora de escoger uno u otro modelo, ya que debemos evitar que la mesa ocupe todo el espacio.

Lo más sencillo y práctico es comprar directamente un conjunto de jardín de VidaXL, ya que conseguiremos una juego de comedor de jardín a buen precio y de calidad. Comprando todo junto nos aseguraremos de que la mesa y los asientos encajan a la perfección y de que se adaptan a nuestras necesidades. Si tenemos sitio suficiente podemos decantarnos por un juego de mesa y sofá con hasta siete plazas. Este tipo de muebles son una garantía de éxito a la hora de pasar tardes enteras o veladas inolvidables en el jardín.

Otra clave para conseguir un buen jardín es, por supuesto, tener buenas plantas. Más allá de los árboles o flores que tengamos plantados, podemos atrevernos con macetas decorativas y plantas trepadoras. Estas darán un aspecto alegre y son imprescindibles si tenemos porche. Para dar un toque diferente al lugar podemos utilizar elementos reciclados a modo de maceta, como regaderas, cubos o palés. Dependiendo de las características del espacio podemos jugar con la perspectiva e instalar un jardín vertical.

Las luces y guirnaldas son otro de los imprescindibles para decorar el jardín o la terraza, sobre todo si tenemos pensado realizar algún evento nocturno. Para ello podemos hacernos con pequeñas luces como las que se usan para decorar en Navidad, bolas de colores o lámparas de jardín que se colocan en el suelo. Tampoco pueden faltar unas cuantas velas que darán un ambiente íntimo y relajado a cualquier ocasión.

Además de las sillas o sofás, una idea que no falla es instalar un pequeño banco de madera. Este mueble no solo servirá para sentarse sino que aportará un toque elegante y acogedor a la decoración. Es posible encontrar estas piezas en cualquier tienda de jardinería, decoración o en tiendas especializadas por Internet. Es importante que nos aseguremos de que el banco está preparado para estar en el exterior y que no se deteriore con la lluvia o la humedad.

Ir arriba