En mundo de la arquitectura es un campo que evoluciona muy deprisa. En los últimos años, ha aparecido una nueva figura que se ha convertido en fundamental para cualquier empresa del sector. Nos estamos refiriendo al BIM Manager, de un perfil profesional cuya demanda no deja de crecer con el paso del tiempo. A pesar de la importancia de esta figura, aún son muchos los que desconocen de qué se trata y lo que puede ofrecer a la empresa. Por este motivo, a lo largo de nuestra publicación de hoy, nos centraremos en esta figura clave para alcanzar el éxito de cualquier proyecto.

¿Qué es un BIM Manager?

bim manager

Cuando hablamos de un BIM Manager, nos estamos refiriendo a un profesional del sector de la construcción que se encarga de gestionar todo el proceso de la edificación mediante el uso de la metodología BIM. Un proceso que abarca desde los primeros bocetos hasta el fin de obra.

Su papel principal es el de implementar el sistema BIM dentro del grupo de trabajo, coordinando a todos los equipos que intervengan en el desarrollo para asegurarse de cumplir todos los estándares estipulados desde el inicio del proyecto hasta su fin. Sí que es importante destacar, que sus roles podrían varias dependiendo de la compañía.

Podemos ver la figura del BIM Manager como un «administrador», pero no en el sentido tradicional, sino un rol que busca sacar el máximo provecho a la tecnología, a las personas, los procesos y todas las políticas que sustentan esta nueva forma de trabajar. Todo con el objetivo de entregar los mejores resultados posibles.

También te puede interesar:
¿Cómo organizar nuestro almacén si trabajamos con cargas largas?

¿Qué tipo de habilidades necesita un BIM Manager?

Para ser un buen BIM Manager, es importante tener en cuenta una serie de habilidades. Entre las más importantes que podemos destacar están:

  • Ser un líder. Debe ser una persona capaz de liderar el proyecto, gestionando los recursos asociados a él.
  • Contar con los conocimientos adecuados. Debe ser capaz de saber trabajar de manera colaborativa, entendiendo la metodología BIM, ya que no todos los trabajos son iguales.
  • Tener experiencia. Es fundamental que la persona encargada del proyecto haya desempeñado trabajos de ingeniería y arquitectura para entender los procedimientos y pasos a seguir en el proyecto que debe desempeñar.
  • Ser resolutivo. Ante cualquier inconveniente, debe ser capaz de actuar de forma rápida y concisa para dar solución de forma eficaz.
  • Ser organizado. Es importante que la figura del BIM Manager sepa todo sobre el proyecto. Solo de esta forma sabrá como actuar en cada situación.
  • Figura proactiva. Debe estar alerta para reaccionar de forma rápida y eficaz cuando sea necesaria. De esta forma podrán llevar el proyecto en la dirección correcta.

Cómo llegar a convertirse en un BIM Manager

Para convertirse en un buen BIM Manager, es importante contar con los conocimientos adecuados para ello. En este sentido, una buena formación es clave y para ello, los cursos de postgrado y máster en BIM Manager os ayudarán a conseguir todo ese conocimiento necesario para ocupar este puesto en cualquier empresa.

Por todo lo que hemos comenta, el BIM Manager se ha convertido en una figura muy importante dentro del sector de la arquitectura. Contar con una buena formación, puede ayudaros a abriros multitud de puertas dentro del mundo laboral.