Son muchas las personas, que alguna vez en su vida, tienen que poner en venta su casa por diversos motivos.  Y es que, sin duda, hablamos de la que probablemente sea una de las operaciones económicas en la vida de una las personas. Una acción que pese a ser muy importante, a veces subestimamos. Y es que, siempre surge la tentación de hacerlo uno mismo.

Pero con el paso del tiempo es habitual darse cuenta de que no todo es tan sencillo como parece y que son muchas y complejas las acciones a llevar a cabo dándonos cuenta de que además de no tener tiempo para realizarlo, tampoco contamos con los conocimientos necesarios. Para facilitar todo este proceso de la venta de una propiedad, lo más recomendable es contratar los servicios de un agente inmobiliario, que se encargue de todo el proceso. Esta figura profesional nos ayudará a ahorrar mucho tiempo y dolores de cabeza. No hay que olvidar que está especializado en este sector.

agente inmobiliario

Si estás en esa situación en la que quieres poner a la venta tu casa, sigue leyendo porque hoy os vamos a hablar de los principales beneficios de Contratar agente inmobiliario.

Experiencia en el sector

Una de las razones principales por las que contar con el servicio de un agente inmobiliario a la hora de vender un inmueble, es contar con la experiencia que nos puede ofrecer dentro de este sector, además de sus habilidades. El agente sabe perfectamente cómo funciona el mercado de la compra – venta de viviendas, además de conocer estrategias para obtener mejores resultados. Solo por esto, ya sería recomendable contar con su servicio.

También te puede interesar:
Aromas para tu coche

Asesoría legal y financiera

Otro de los grandes beneficios tiene que ver con el asesoramiento a la hora de realizar trámites y movimientos financieros. Como experto en la materia, conocerá a la perfección todos los documentos y trámites que son necesarios para la venta del inmueble. También podrá orientarte a la hora de contratar algún notario para finalizar todo el proceso y por supuesto te orientará sobre las mejores condiciones hipotecarias de las entidades bancarias.

Proteger tu identidad

Puede parecer una tontería, pero en muchos casos el vendedor no quiere que se conozca su identidad. En estos casos, y en todos, el agente actuará de intermediario, mostrando la vivienda a aquellas personas que puedan estar interesados en ella. No es necesario e incluso no es recomendable que el vendedor esté durante las visitas.

Prepara la casa para la venta

Una acción que va más allá de mostrar una vivienda limpia y ordenada. Y es que, el agente siempre utilizará técnicas como el Home Staging para que todas las estancias causen una muy buena impresión en sus posibles nuevos habitantes. Desde la despersonalización del inmueble, hasta la eliminación de objetos y artículos que puedan desneutralizar el ambiente del hogar, pasado por añadir determinados objetos decorativos. Recuerda que ¡solo tienes una oportunidad de generar una buena primera impresión!

Ahorro de tiempo

Vivimos en una sociedad en la que vamos deprisa a todas partes. En muchos casos, el tiempo es un bien muy preciado que no podemos desaprovechar. Vender una vivienda requiere de mucha dedicación. En el caso de que no podamos dársela, lo más recomendable es contar con el servicio de un agente inmobiliario. Él será el encargado de llevar toda la negociación, así como las visitas a la propiedad. También se encargará de gestionar todo el papeleo y dejarlo listo para la firma definitiva por parte del propietario. Al final, se traduce en un importante ahorro de tiempo que dedicar a otras cosas.

También te puede interesar:
BIM Manager, figura profesional clave para la empresa

Experiencia en las negociaciones

A lo largo de toda su trayectoria, el agente inmobiliario ha ido adquiriendo una gran experiencia para llevar las negociaciones a buen puerto. Lo que buscará siempre será la mejor opción para su cliente. ¡Siempre mirará y velará por tus intereses!

Garantiza una compra segura

La sola presencia de un agente inmobiliario en todo el proceso de la venta del inmueble proporcionará un proceso mucho más seguro para todas las partes, atando todos los cabos para que la transacción se realice de forma segura.

Estudio del mercado

Por último, y no menos importante, esta figura podrá orientarnos en el mejor precio para la venta. En muchas ocasiones, los propietarios no saben el precio que pedir, ya que dependerá de muchos factores como su ubicación, su estado de conservación y la situación actual del mercado.

Así que ya sabéis, si queréis vender vuestra casa, confiar en el servicio de un agente inmobiliario para que os ayude en todo el proceso.