Te contamos en qué consiste el estilo nórdico y los pilares sobre los que se levanta la arquitectura finlandesa: el paisaje, la naturaleza y el clima.

La arquitectura finlandesa se sostiene en tres grandes pilares: el paisaje, la naturaleza y el clima. Desglosamos los tres grandes principios y os contamos las principales características de esta arquitectura nórdica.

Principios de la arquitectura finlandesa

Antes de comenzar queremos hacer una parada en uno de los ejemplos más icónicos de la arquitectura finesa. Se trata de la Casa Kotilo o casa caracol y reúne todas las características de esta arquitectura nórdica. Su diseño homenajea al entorno con la forma de espiral, muy repetida en la naturaleza. A su vez, es una fachada austera, sencilla y minimalista y por supuesto, de madera. En su interior reina la funcionalidad, la comodidad y la ecología gracias al ahorro energético que se produce a través de los grandes ventanales y las zonas resguardadas por la espiral de las altas y bajas temperaturas.

casa kotilo arquitectura finlandesa
Fuente: tecnohaus

Paisaje y naturaleza

La flora y la fauna finesa es una auténtica joya. Y los fineses lo saben. Por eso, ante cualquier construcción está la conservación y protección de la naturaleza. Los países nórdicos, como Finlandia, cuidan sus construcciones tanto como los bosques y evitan que los nuevos edificios rompan la armonía con el entorno. Además, cuidan y fomentan los recursos energéticos para complementar los nuevos proyectos.

Si tratamos de encontrar motivos por los que la naturaleza es tan importante en este país, no hace falta pararse demasiado. Finlandia es un país con más de un 75% de superficie forestal, por lo que todos los niños crecen entre bosques y lagos desde su infancia. Así pues, la naturaleza se convierte en un ‘juguete’ más, en un espacio de ocio y, más adelante, una fuente de riqueza y alimento.

Cuando paseas por ciudades finesas como Helsinki es fácil darse cuenta que el respeto al entorno está presente. En 1808 hubo un gran incendio que acabó casi con la totalidad de la ciudad. Tocó empezar desde cero y desde entonces se cuida la planificación urbanística al milímetro, dejando siempre un puesto protagonista a la naturaleza. Por ejemplo, alrededor de las enormes iglesias se dejan crecer los gigantes árboles que les dan sombra y no importa si un lateral queda escondido por los troncos de los árboles. Es parte de la belleza natural de la iglesia y parte del entorno donde se emplaza.

Clima

En Finlandia se pueden alcanzar los -40 grados (en el norte) y -20 en la capital. Por eso, el clima determina fuertemente los materiales y los diseños nórdicos. Si paseáis por cualquier ciudad de Finlandia veréis cómo os cruzáis con muchos edificios y casas de madera. Puede sorprenderte porque, ésta no parezca un material adecuado para aislar de esas temperaturas más extremas, sin embargo, es el aislante perfecto. En la arquitectura finlandesa se utiliza mucho este material ya que es un aislante natural muy eficaz para aislar del frío y del ruido. Además, favorece el ahorro de energía y no requiere tanta calefacción como lo hacen las casas de hormigón, piedra o ladrillo.

Características de la arquitectura finesa

  • Minimalista:

    tanto el diseño como la arquitectura finlandesa se basan en el minimalimo. Obviar lo extravagante, no saturar ambientes y dejar espacios libres son algunos de los principios de este este estilo.

  • Simplicidad y funcionalidad:

    la arquitectura finlandesa no solo busca la luminosidad y el minimalismo sino la funcionalidad ante todo. Ya lo decía el escultor finés Markus Kâhre, “cuanto más simple sea la realización del trabajo, más posibilidades tiene de cumplir con sus funciones”.

  • Ecología:

    Puede que todavía te suene a chino, pero en Finlandia, las Passivhaus (Casas Pasivas) son una realidad en el día a día. Hablaremos sobre ello en futuros post pero a grandes rasgos, se trata de construcciones cuyo objetivo es el ahorro energético (ahorran hasta un 70 % de consumo energético) a través de materiales aislantes, un riguroso control de infiltraciones, y un máximo aprovechamiento de la energía del sol.

  • Color blanco:

    Nadie lo ha definido tan bien como lo hizo uno de los diseñadores de Ikea. “El estilo escandinavo es un bol de madera lleno de leche”. Y es que, la arquitectura finlandesa es eso. Una fachada de madera con un interior blanco impoluto. Todos los países nórdicos disfrutan de muy pocas horas de luz durante la época invernal. Por eso tienen que aprovechar la poca luz que tienen al máximo. ¿Y cuál es la mejor forma de hacerlo? Con grandes ventanales y colores blancos. Estos últimos reflejan la luz y dan sensación de claridad al hogar. Por eso (entre otras razones) es tan importante este color en el estilo nórdico.

  • Construcciones de madera:

    Antes os contamos los beneficios energéticos y aislantes de este material pero es que, además, la madera permite realizar cambios y modificaciones fácilmente. Ampliaciones, añadir una planta, mover espacios, reducir habitaciones… Todo es mucho más fácil que si la edificación es de hormigón por lo que, dependiendo de la naturaleza, el entorno y el paisaje, se podrá modificar siempre que se quiera.

La importancia de la arquitectura y el diseño en Finlandia

Si viajas a Finlandia verás como la arquitectura y el diseño forman parte de la vida cotidiana. Y no solo eso, sino que éstas van ligadas siempre a una conciencia ecológica muy importante. Desde pequeños, en los colegios, aprenden la importancia de esas dos ramas (la arquitectura y el diseño) por lo que el respeto a las nuevas construcciones y la naturaleza está muy arraigada e interiorizada.

¿Qué es lo que más te llama la atención de la arquitectura finlandesa? ¿Conoces algún ejemplo que hayas descubierto en un viaje al país nórdico? ¡Cuéntanos en comentarios! Y si te gustan las curiosidades arquitectónicas, no te pierdas estos 6 increíbles ejemplos de arquitectura flotante del mundo.

Dejar respuesta