Las chinches son uno de los insectos más odiados por las personas. Pueden venir de hoteles, maletas y aeropuertos, e invaden nuestras casas, dejándonos costrosos y con comezón. No podemos verlos tan bien, y cuando hay síntomas de que están en nuestra casa, es demasiado tarde. Estos pequeños insectos, y los cientos de huevos que pueden poner a lo largo de su vida, son suficientes para hacer que la piel de las personas se erice con solo mencionarlos.

Si has visto alguno de los temidos signos reveladores: pequeñas protuberancias rojas, un colchón con manchas de cobre en las costuras y picazón nocturna, es hora de tomar esto en sus propias manos. No existe una forma única de deshacerse de las chinches, pero puede combinar y mezclar cualquiera de estos tres métodos para obtener el resultado que desea.

Control de temperatura

bed bugs

Las chinches no pueden vivir a temperaturas superiores a 115 grados Fahrenheit o bajo cero. Esta información sería una noticia fantástica si no fuera por el hecho de que la mayoría de la gente tampoco puede soportar estas temperaturas. En lugar de congelar o sobrecalentar su casa, puede hacer tratamientos localizados. Si reúne artículos que podrían haber sido afectados y pueden caber en una bolsa de plástico, puede colocarlos en un congelador durante al menos cuatro días y luego lavar inmediatamente las telas con agua caliente.

Otro método es vaporizar la alfombra, las tablas del piso y el colchón con un vaporizador de alta temperatura. Este método matará a cualquiera de los insectos al impactar y también comenzará a limpiar las superficies. Desafortunadamente, usar la temperatura para matar estos errores puede no ser confiable, por lo que es mejor combinar esto con otra opción.

También te puede interesar:
Ideas para decorar tu dormitorio y descansar mejor

Limpieza profunda

Esta opción requiere paciencia y tiempo, e incluso podría fallar. La limpieza profunda es una forma de peinar toda la habitación sin tener que utilizar productos químicos. Aleje los muebles de las paredes, repare los agujeros en el papel tapiz o la mesa y cubra los enchufes eléctricos. Tómese el tiempo para limpiar la habitación a mano y asegúrese de que no haya ningún lugar donde esconderse estos insectos. A partir de aquí, con agua caliente con jabón y un cepillo de cerdas gruesas, limpie las tablas del piso y su colchón hasta que note un cambio visible.

Control químico

Esta opción es la versión más conocida del tratamiento de chinches que existe. La mención del insecticida trae una imagen mental de personas que tienen que hacer carpas en sus casas y pasar una semana en un hotel. Afortunadamente, las cosas no son tan dramáticas como solían ser, pero aún pueden ser bastante intensas.

Los nebulizadores son el tipo de insecticida más popular. Este dispositivo crea una cortina de humo en toda la habitación afectada y cubre a los insectos y sus huevos. Este momento suele ser suficiente para matar la ola actual de insectos, pero puede ser un lanzamiento de moneda si podrá o no derribar sus huevos.

Hay métodos más ecológicos que utilizan cosas como aceite vegetal para acabar con los insectos. Estos insecticidas pueden ser potentes y son mejores para su familia y la salud del planeta.