La empresa TRONC3 ha presentado su nuevo proyecto de interiorismo que tiene como objetivo la plena satisfacción del cliente mediante proyectos sostenibles. Lo que buscan es reducir el impacto del medio ambiente, disminuyendo el consumo de recursos naturales e impulsando la eficiencia energética en cada uno de sus proyectos. Sus trabajos no solo persiguen la ética empresarial, sino la realización de viviendas exclusivas y confortables que se adecuen a las necesidades de cada cliente, apostando por el toque personal y el espacio. “Estamos viviendo una situación difícil y, ahora más que nunca, es necesario crear viviendas espaciosas, eficientes y a precios razonables”, explica Laura.

Rehabilitación de una masía del siglo XVIII

tronc3 estudio interiorismo 1

El último proyecto en materia de sostenibilidad lo han llevado a cabo en una reforma integral de una masía del siglo XVIII de más de 1.800 metros cuadrados y que está situada en pleno corazón del Empordá. Al finalizar esta rehabilitación la masía se ha quedado transformada en un conjunto de siete casas, cuatro en el interior y tres de nueva creación. Además cuenta con zona comunitaria, piscina y una fina rústica de 8.000 metros cuadrados con espacio para huertos ecológicos o zona de ocio.

En el trabajo de interiorismo se ha apostado por mantener la esencia de las clásicas masías catalanas, a partir de la utilización de materiales nobles, elementos naturales como la madera y la piedra, que han servido como eje principal, y texturas cálidas y confortables. “El propósito ha sido crear espacios acogedores desde donde disfrutar de la naturaleza que nos da el entorno. Por ello, hemos traído vegetación al interior de las estancias, las cuales mantienen un diálogo entre sí, y hemos buscado la luz directa e indirecta, iluminando elementos centenarios como las voltas catalanas y antiguos pozos”, indica Laura.

También te puede interesar:
La Cattedrale Vegetale, una catedral hecha con ramas y vegetación

tronc3 estudio interiorismo 2

Los interiores de volta catalana han sido rehabilitados, reforzados e iluminados con tiras de led para conseguir un ambiente cálido y acogedor. Las viviendas cuentan con unos acabados de alta calidad en diseño y confortabilidad. Muestra de ello son sus instalaciones de eficiencia energética, donde conviven el suelo radiante y aerotermia con acabados de microcemento, además de incorporar las últimas tecnologías, sin perder la esencia e historia del proyecto. En cuanto a las fachadas de piedra, se han repicado y encalado, recuperando su forma original en la piedra, los recercados y algunas de las balconeras que datan del año 1790.

Un proyecto concebido para que convivan en perfecta armonía la restauración integral de la masía, junto a las casas nuevas y todo el complejo sea fiel reflejo del mejor entorno urbano-rústico lleno de arbolado, vegetación, flora y fauna autóctona de la zona.