No siempre es posible disfrutar de la casa de nuestros sueños, donde todo es amplio y el espacio no es un problema. Por desgracia, lo más habitual en la actualidad es vivir en casas o pisos de pocos metros donde cada centímetro hay que aprovecharlo al máximo a la hora de decorar las diferentes habitaciones. Hoy nos queremos centrar en el salón, el lugar de la casa donde la familia suele hacer vida y que cuando los metros escasean, hay que ingeniárselas para colocar todos los muebles que necesitemos y convertirlo en un espacio acogedor. Las ideas y consejos que os dejamos a continuación, os ayudarán a hacer realidad vuestro objetivo.

Sé consciente de las medidas del salón

Uno de los consejos más importantes es tener siempre en nuestra mente el tamaño real del salón. Dependiendo del espacio disponible, dependerá el tipo de muebles o el número de muebles que podrás colocar para aprovechar todo el espacio y que el ambiente no sea agobiante.

Color blanco en las paredes

Se trata de un color que nunca pasa de moda y que combina con cualquier tipo de mueble, en especial con aquellos que son de madera o de fibra naturales. También es importante saber, que el blanco nos ayudará a crear una sensación de mayor amplitud a la vista de todos. Si no te gusta el blanco, colores crudos o claritos también os ayudarán a conseguir esta sensación.

Estores para las ventanas

En los espacios pequeños, hay que aprovechar siempre al máximo la luz natural que pueda entrar por las ventanas. Una opción muy recomendable es la de utilizar estores a medida que dejen pasar esa luz sin problemas. Estos elementos cuentan con una estética moderna para crear un espacio más llamativo. También es importante destacar lo fácil que son de limpiar y su durabilidad, estando como el primer día durante mucho tiempo. En el caso de estar pensando en instalar estores en tus ventanas, visita estoramedida.com ya que ofrecen un 20% de descuento en todos sus estores.

También te puede interesar:
10 sencilla ideas para cambiar la cocina sin tener que hacer obra

Muebles versátiles

Cuando el espacio es un problema, es necesario tirar de ingenio. Aquí los muebles versátiles pueden ser nuestros grandes aliados. Por ejemplo, utilizar una mesa de centro que se haga más grande cuando sea necesario, utilizar pufs para sentar a los invitados pero que además sirvan para almacenar cosas en su interior, o bien una estantería que se pueda transformar en una zona de trabajo. Soluciones hay muchas, solo hay que dar con la que mejor se adapta a nuestras necesidades y gustos.

Nada de lámparas colgantes

Las lámparas colgantes en salones pequeños no son una buena idea, ya que son un condicionante importante a la hora de distribuir el espacio y los usos. Como alternativa, apuesta por el uso de focos empotrados en el techo.

No olvidarse de las paredes

Si el espacio en planta es escaso, las paredes se convierten en nuestras grandes amigas para sacar mayor partido a nuestro salón. Puedes utilizarlas para colocar estanterías, librerías o incluso la televisión. De esta forma te ahorrarás comprar un mueble para tal cosa.

Utilizar espejos

Al igual que ocurría con el color blanco de las paredes, los espejos nos pueden ayudar a conseguir que el salón parezca más grande de lo que realmente es. Además, si lo colocamos en el lugar correcto, podremos conseguir mayor luminosidad.

Orden, orden y más orden

Por último, el orden es fundamental en aquellos en aquellos espacios donde los metros escasean. Si está todo recogido, evitaremos crear una sensación de agobio, además nos ayudará a crear una sensación de mayor amplitud y espacios más acogedores.

También te puede interesar:
15 ideas para decorar tu hogar, sólo al alcance de los más ricos

Además de los consejos e ideas que hemos visto a lo largo de la publicación, ¿qué otras pensáis que pueden ser de gran utilidad a la hora de decorar un salón pequeño? Animaros y compartirlos con todos nosotros. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here