En Motril se la levantado una sede de la Tesorería General de la Seguridad Social con el objetivo de cubrir las necesidades de ampliación de espacio. El proyecto fue encargado a Erisur Arquitectura, y se contempla como la ejecución de un edificio de sección cuadrada, con una de sus esquinas achaflanada. El edificio está formado por dos plantas sótano, planta baja, dos plantas de oficinas, casetón y cubierta.

Lo que se ha buscado en este proyecto ha sido crear un edificio flexible, administrativo, con carácter de representación institucional, que le permita en un futuro adaptarse a los posibles cambios.

tesoreria general de la seguridad social de motril 1

Asimismo, se ha buscado dar forma a una edificación de aspecto moderno que se integre con el entorno creando espacios que favorezcan la transición y el dialogo y en el que su estructura aporte calidez y armonía, dejando paso a la luz como uno de sus grandes protagonistas. Esto, además de configurar unos espacios interiores funcionales y vacíos para que puedan ser ocupados de múltiples maneras, con despachos, salas de juntas o zonas de atención al público.

Todos estos usos requieren de una configuración altamente resistente y duradera de materiales y soluciones que sean capaces de dar respuesta a tales necesidades y expectativas. Para ello, Esperanza Romeuha contado con el trabajo especializado y técnico de Grupo GUBIA, estudio sevillano especializado en el diseño y construcción de espacios en madera y bambú, y POLYGROUP, compañía internacional con base en Sevilla fabricante de suelos técnicos de alta calidad.

Tanto Grupo GUBIA como POLYGROUP han sido dos aliados clave en esta ampliación de las oficinas de la Seguridad Social, aportando cada una de ellas diseños y soluciones a la altura de las circunstancias y que han definido en gran medida la apariencia del edificio.

Una piel de bambú que baña el interior

tesoreria general de la seguridad social de motril 2

Frente a una piel exterior de hormigón visto que, en ocasiones, también queda al descubierto en el interior del edificio, el bambú de Grupo GUBIA aporta a estas oficinas un ambiente acogedor de trabajo en el interior. Puertas enrasadas a revestimientos, lamas de bambú a modo de celosías que revisten techos, petos, barandillas… o piezas del mismo material que cubren las escaleras de comunicación entre las distintas plantas, son una muestra del cuidado nivel de detalle de todo el proyecto.

También te puede interesar:
Techlam #slimtile nueva gama de pavimento porcelánico de fino espesor

La idea de un revestimiento continuo de bambú -como material que además de aportar calidez a los espacios los dota de una gran solidez, durabilidad y resistencia- se hace patente en cada encuentro, en cada rincón, en cada detalle. “El contraste del hormigón con el bambú, que aporta justo ese punto de calidez que buscábamos para un espacio de trabajo, es ideal. Esta ha sido la primera obra en la que hemos utilizado el bambú en estas cantidades y el resultado es más que satisfactorio. El trabajo de GUBIA ha sido impecable y han sido muy respetuosos y fieles a mi idea de diseño, de color, de despiece de lamas…”, añade la arquitecta.

El interior del edificio se abre así al exterior con grandes rasgaduras verticales para presentar una fachada que cuenta, también, con un baile de listones metálicos que filtran la luz directa al interior, creando sombras dinámicas en constante movimiento. La entrada se delimita delicadamente dejando intuir los espacios a ambos lados.

“La verdad es que el trabajo de GUBIA mejoró nuestras expectativas. Afrontaron el proyecto con una gran claridad desde el inicio, hablábamos el mismo lenguaje y nos resultó muy cómodo. A la obra le han aportado muchas cosas positivas y el hecho de que tengan su propio taller hace que las piezas, realizadas una a una, sean como obras de artesanía”.

Un pavimento elevado que acompaña y aporta en la estética

tesoreria general de la seguridad social de motril 3

Como espacio de oficinas del que se trata, el pavimento a elegir era otro de los puntos más importantes en el proyecto. Buscar la funcionalidad y mayor eficiencia, con un suelo que cumpliese todas las normativas europeas, que fuera registrable para canalizarlas instalaciones y que, a su vez, acompañara en estética era la gran premisa. Por eso, el estudio de arquitectura eligió las soluciones avanzadas de POLYGROUP, que participó desde la fase de diseño en la redacción de especificaciones y aportaciones de materiales de primera calidad con diseño exclusivo.

También te puede interesar:
Clifton 2A, posiblemente la más impresionante diseñada por Saota

En concreto, el pavimento elevado registrable instalado en los 2.000m2 que configuran este gran espacio de trabajo ha sido el GAMAFLOR PAC, fabricado con partículas de madera de alta densidad, soporte inferior de acero galvanizado y terminado con diseño bambú vertical. Un acabado que la empresa ha realizado con el novedoso sistema

SOVEREIGN TECH, que permite ocultar el canteado de las baldosas del suelo ofreciendo una estética homogénea, en la que casi ni se perciben las juntas de un pavimento modular, y que fomenta el diseño continuo que el estudio de arquitectura buscaba para el proyecto. Esta apariencia de homogeneidad, de continuidad, fue otro de los motivos por los que se eligió el bambú como acabado del pavimento. A diferencia de lo que se podía conseguir con suelos de madera tradicionales, el bambú cuenta con una veta lineal que permitía arrastrar esa estética de continuidad también entre suelo y paredes.

tesoreria general de la seguridad social de motril 4

Este proyecto es, sin duda, un espacio rico en texturas que ha hecho uso del suelo técnico elevado como una parte más de su diseño, aprovechándose de las grandes ventajas y funcionalidad que permite.

El resultado ha sido un edificio con una apariencia impecable que servirá sin ningún problema a todos sus usuarios y visitantes a lo largo de los años.