Tarde o temprano, todo el mundo tiene que llevar a cabo algún tipo de reforma en el hogar. Ya sea cambiar el suelo de la casa, renovar el baño o cambiar las puertas y ventanas. Antes de meternos en faena, es importante que dediquemos algo de nuestro tiempo para organizar todo bien y evitar de esta forma todo tipo de problemas. Si tú estás pensando en reformar tu hogar, os invitamos a que descubráis una serie de sencillos consejos que os pueden venir muy bien en este proceso.

Contratar profesionales con experiencia

A la hora de llevar a cabo cualquier reforma, por pequeña que esta pueda ser, es necesario contar con profesionales que nos garanticen poder cumplir nuestras necesidades. Es importante pedir referencias para conocer mejor su forma de trabajar y no solo fijarnos en el presupuesto ofrecido. Como dice el dicho popular, en ocasiones lo barato sale caro. Instapro puede ser una buena solución a la hora de llevar a cabo todo tipo de reformas hogar.

Avisar a los vecinos

Llevar a cabo una reforma puede llegar a ser muy molesto, ya no solo para nosotros, sino también para nuestros vecinos. En este caso, es importante que les avisemos de nuestras intenciones para que estén informados de todo. En el caso de vivir en una comunidad, es importante pedir permiso en el caso de que la reforma sea grande.

Si la reforma es de pequeña entidad (pintar, cambiar las ventanas…) no es preciso pedir permiso a la comunidad. Pero conviene avisar a los vecinos que comparten pared sobre el horario y los plazos de las obras. Tampoco está de más dejarles un número de teléfono por si se produce algún incidente.

Necesidad de licencia

No todas, pero hay determinadas reformas para las que son necesarias algún tipo de licencias. En este caso, deberéis acudir al Ayuntamiento de vuestra localidad para que os proporcionen dicha licencia. Si la reforma afecta a la estructura del inmueble, habrá que presentar un proyecto firmado por un arquitecto para que podamos llevar a cabo nuestra reforma.

Aprovecha posible Plan Renove

Dependiendo del tipo de reforma que vayamos a llevar a cabo, es posible que nos encontremos con algún tipo de plan renove que nos pueda ayudar a reducir nuestro presupuesto. Se tratan de ayudas que ofrecen el Estado o las Comunidades Autónomas para cambiar ciertos elementos como la caldera, los aparatos de aire acondicionado, electrodomésticos o las ventanas. Claro está, siempre y cuando los cambios sean para mejorar la eficiencia energética de la casa.

Solicitar ayudas directas en nuestra Comunidad Autónoma

También es posible que nos podamos beneficiar de otras determinadas ayudar concedidas por el Ministerio de Fomento y las Comunidades Autónomas. Ayudas que pueden ir orientadas hacia eliminar barreras arquitectónicas, mejorar el aislamiento térmico y acústico, promover la eficiencia energética o la renovación de las instalaciones de agua, gas o electricidad, por poner algunos ejemplos. Informarse antes de empezar la reforma puede ser la mejor solución para ver si podemos pillar algún tipo de ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here