Tener una casa es complicado por los gastos que conlleva, pero más difícil es poder disponer de dos casas, una de ellas pensada como casa vacacional. Por suerte, siempre hay soluciones para todo, y parece que los propietarios de esta moderna casa argentina dieron con la tecla adecuada. Se trata de un refugio de retiro construido por dos familias, de esta forma los gastos se reducen y es posible disfrutar de un entorno único donde poder descansar. El problema es ponerse de acuerdo de cuando la utilizarán unos u otros. De todas formas, esto es algo que no nos incumbe, así que centrémonos en esta moderna casa argentina y todo lo que esconde en su interior.

Moderna casa argentina fabricada de hormigón

Los encargado del diseño de esta casa de vacaciones ha sido el arquitecto Luciano Kruk. Como se puede observar, fue levantada en una zona boscosa próxima a la ciudad de Buenos Aires. Cuenta con dos zonas bien definidas que se encargan de separar las áreas sociales de las áreas privadas. Lo irregular del terreno hizo que se tuviera que construir una base elevada sobre la que se construyó la vivienda.

La principal característica de esta casa, es que está hecha completamente de hormigón, de forma similar a la casa Rebberg Dielsdorf House. Sobre este hormigón se aplicó líneas de textura para crear una apariencia parecida a la madera. Cuenta con un diseño minimalista y líneas rectas, quedando escondida tras los árboles de esa zona boscosa.

Para alcanzar el primer nivel de la casa, hay que ascender por un conjunto de sencillas escaleras de hormigón. Próximas a estas escaleras, nos encontramos otras que permiten el acceso a la zona superior, zona donde se ubican los dormitorios y estancias privadas.

Árboles dentro de la casa

El diseño de esta moderna casa argentina cuenta con un patio interior que permite que los árboles crezcan desde el centro de la vivienda. De esta forma, se intentó ser lo más cuidadosos posibles con la zona. Además esta zona, cuenta con grandes ventanas de cristal que permiten la entrada de luz procedente del exterior.

Una vez dentro, nos damos cuenta que el minimalismo está por todas partes. El salón está decorado con ventanas que van desde el suelo hasta el techo y que son el aspecto más importante de esa zona. Junto a la chimenea negra que aparece en esa zona, colocaron un sofá marrón tapizado que rompe con la estética del resto de elementos.

Las ventanas que forman parte del cerramiento de esa zona de la casa, permiten que la luz rebote en las paredes de hormigón y el techo, haciendo que la habitación tenga un aspecto más brillante. Los muebles de color negro de la cocina, combinan con los marcos de la ventana de ese mismo color.

En el comedor nos encontramos tres sencillas lámparas colgantes y una ventana a media altura que permite observa la el bosque próximo a la vivienda.

Zona social al aire libre

Al lado de la sala de estar, se ubicó un pequeño balcón que proporciona espacio adicional para socializar al aire libre.

Como ya hemos dicho, en el piso superior es donde se ubican los dormitorios. Todos ellos siguen una misma línea minimalista. En el caso del de la imagen, cuenta con una pared de madera en el cabecero y otra pared de cristal para ver el exterior.

Por último, en el cuarto de baño nos encontramos una ducha de cristal rodeada de azulejos de color verde lima. Frente a la ducha, se colocó un lavabo blanco de forma rectangular.

¿Qué tal te ha parecido esta idea de compartir entre dos familias esta moderna casa argentina? ¿Serías capaz de hacer algo parecido? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Dejar respuesta