El uso de madera para revestir la fachada de cualquier vivienda, aporta un toque muy especial a la misma. El problema es que hay que utilizar una que esté preparada para aguantar las inclemencias del tiempo. En este sentido, la madera termotratada Lunawood ofrece muy buenos resultados. Como ejemplos, podemos centrarnos en dos proyectos de la arquitecta Marià Castelló que ha llevado a cabo en la isla de Formentera.

La fachada de ambos proyectos están realizadas con tablones de madera de pino Norte termotratada de Lunawood. Se trata de un tipo de madera que es producida de forma sostenible mediante métodos naturales como calor y el vapor al que son sometidas para eliminar las células viva y así obtener una excelente estabilidad. El proceso de termotratado aumenta la resistencia a la humedad y a las inclemencias meteorológicas, así como también sus capacidades de aislante térmico ya que la conductividad térmica se reduce en un 20-25%.

Proyecto Bosc d’en Pep Ferrer

madera termotratada lunawood 4

Bosc d’en Pep Ferrer es una parcela de gran extensión ubicada junto a la playa de Migjorn, en la costa Sur de la isla de Formentera (Baleares). Para este proyecto de Marià Castelló, que mantiene el equilibrio entre lo pesado y lo ligero y entre lo artesanal y lo tecnológico para una familia sensible con el medio ambiente, se ha optado por recubrir las fachadas con Lunawood®, que encaja perfectamente con la construcción sostenible y bioclimática.

La madera termotratada Lunawood® tiene una bonita tonalidad marrón que, con el paso del tiempo y si no se aplica ningún producto de mantenimiento, va evolucionando hacia una bonita tonalidad gris, como es el caso de este proyecto.

También te puede interesar:
Lone Madrone, una casa de campo moderna cerca de un lago

La estructura está dispuesta en niveles ascendentes: planta inferior con muros de contención añadidos al sustrato rocoso; una pequeña estructura de hormigón que regulariza el nivel superior de dicha planta y constituye la plataforma de apoyo de la planta baja y una planta superior, con una estructura vista y que realiza varias funciones: estructura, cerramiento y acabado.

En el proyecto, realizado bajo criterios de bioconstrucción, han primado los materiales de origen natural y autóctonos siempre que ha sido posible. A nivel ambiental, la propuesta incorpora sistemas bioclimáticos pasivos de probada eficacia en este clima, así como la autosuficiencia de agua gracias a un aljibe de gran volumen que reutiliza el agua de lluvia.

Proyecto Ca l’Amo

madera termotratada lunawood 8

Ca l’Amo es una parcela de más de 42.000 m2 ubicada en el extremo norte de la planicie de San Mateo en la isla de Ibiza. En esta zona de topografía pronunciada del campo de Ibiza, los bancales se han emboscado y en la actualidad conviven pinos y sabinas. La vivienda, ubicada en este contexto, tiene cinco volúmenes claramente diferenciados, generando entre ellos espacios de relación, servicios, conexión visual con el exterior y ventilación. La longitud de los cinco volúmenes viene condicionada por la profundidad del bancal en el que se asienta la vivienda, lo que ayuda a integrar la intervención en el paisaje.

En esta ocasión, para la materialización del proyecto se ha optado por sistemas constructivos en seco, con una presencia generalizada de la madera y de soluciones transpirables y saludables, como la madera termotratada Lunawood®, que aporta valor a un sistema constructivo que implica un estilo de vida y que a la vez genera confort y calidez ambiental.

También te puede interesar:
Una alucinante casa en Teherán es capaz de girar hasta 90º para adaptarse al clima

Todas las fachadas son ventiladas y transpirables, manifestando su acabado dos soluciones diferenciadas: las transversales, opacas y en contacto con los muros de piedra seca que hacen de contención se han terminado mediante tablones de madera de pino Norte termotratada Lunawood®, mientras que las longitudinales donde se concentran las aberturas y patios se han ejecutado con paneles sintéticos de base mineral y de gran formato.

Los diferentes productos y acabados de la marca de madera termotratada Lunawood® son una solución perfecta para revestimientos de fachadas, suelos, techos, vallas, terrazas, saunas, revestimientos, etc. Sus propiedades antihumedad y su facilidad para combinar con otros materiales como la cerámica, el gres, el hormigón o la piedra lo convierten en un aliado ideal para arquitectos y diseñadores para crear proyectos así de especiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here