Aunque aún muy despacio, cada vez son más las personas que se preocupan por el cuidado del medioambiente, aunque aún queda mucho trabajo por realizar. Sin ir más lejos, un estudio realizado por Acierto, 8 de cada 10 consumidores españoles no les importa si los productos que compran son respetuosos con la naturaleza. En el mundo de la construcción, pasa exactamente lo mismo. Hay personas que cuando deciden diseñar una nueva casa piden que se haga de forma sostenible. Estamos hablando de arquitectura ecológica, un ámbito en el que todavía queda mucho por hacer.

¿Dónde está España en materia de construcción ecológica?

España lleva seis años suspendiendo en materia medioambiental, desde la entrada en vigor de la certificación energética para edificios. De nuevo, el problema, es que no nos importa demasiado ya que no pensamos en lo que nos podríamos ahorrar al año.

En cualquier caso, sí opina que tanto ellos como la administración podrían desempeñar un papel más activo. De hecho esto es lo que afirman concretamente el 80% de los encuestados. Lo mismo piensan de las empresas, que deberían reforzar su compromiso con el medioambiente.

Un 60%-80% de ahorro energético

Volviendo a la cuestión económica y al consumidor, sí es mayor su percepción del ahorro que pueden conllevar ciertas medidas en un ámbito más, digamos, doméstico -como apagar la luz, cerrar el grifo cuando te cepillas los dientes, etcétera-. Según los datos del comparador Acierto.com, esta clase de medidas pueden ahorrarle a los usuarios casi 2.000 euros al año en facturas. En cuanto a las viviendas sostenibles y solo en ahorro energético suponen entre un 60% y 80% menos de gasto energético. Dicho lo cual, lo cierto es que aquí también tienen mucho que ver las iniciativas gubernamentales, cuya ayuda resulta clave.

Cuando hablamos de casas sostenibles nos estamos refiriendo a viviendas ecológicas que minimizan el gasto energético y tienen en cuenta el medioambiente.

Y pueden hacerlo porque su ubicación permite aprovechar al máximo la energía natural, porque su diseño deja entrar muchísima luz natural, porque sus materiales de construcción son ecológicos, respetan las zonas verdes -en algunas construcciones hay huertos urbanos y jardines verticales- y/o porque prestan atención a los aislamientos (para evitar pérdidas energéticas). Algunos edificios incluso cuentan con sistemas para reutilizar el agua de la lluvia para llenar la cisterna y otras acciones cotidianas similares.

Mejorar la eficiencia energética de los hogares es posible

Por suerte, es posible mejorar la eficiencia energética de los hogares. Solo es necesario llevar a cabo una serie de sencillas medidas. Entre estas nos encontramos la reparación de la fachada para mejora el aislamiento, cambiar las ventanas y poner con doble acristalamiento o utilizar bombillas inteligentes entre otras muchas. Algunas de ellas cuentan con el apoyo de la Administración pública, que brindan ayudas específicas para estas acciones. Para que nos hagamos una idea en términos económicos, mejorar el aislamiento del edificio permite ahorrar al año hasta 300 euros.

Lo mismo ocurre con la incorporación de zonas verdes. Apostar por las zonas ajardinadas en la terraza del edificio e incluso decantarse por un huerto urbano no es demasiado complicado y permite cuidar del medioambiente. El uso de pinturas ecológicas, placas solares, la incorporación de un sitio para dejar las bicicletas, etcétera, son otras ideas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here