Cada vez son más las personas que deciden comprar un piso de obra nueva.

Por lo general, la compra de un piso es una cuestión cargada de interrogantes, que a veces son complicados de responder. Todas las personas presentan dudas a la hora de comprar un piso nuevo, ya que en el mercado hay disponibles una gran cantidad de viviendas. Para no tener problemas en este sentido, lo más recomendable es utilizar algún portal inmobiliario especializado en la búsqueda de inmuebles.

Una de las dudas más comunes gira en torno a las características de los pisos nuevos, puesto que en algunas ocasiones, las personas se guían únicamente por el precio de la vivienda nueva. Este no es el único factor que se debe tener en cuenta, por lo que a continuación vamos a analizar las principales ventajas de comprar un piso de obra nueva.

Qué es un piso de obra nueva

A row of new townhouses or condominiums.

Cuando hablamos de un piso de obra nueva, nos referimos a un tipo de inmueble en el que no ha vivido nadie. No todas las viviendas a estrenar son consideradas de obra nueva, ya que estas deben cumplir con una serie de requisitos mínimos. Antes de nada, conviene destacar que la venta de obra nueva se encuentra en un gran momento, algo que se puede ver reflejado en los proyectos de las promotoras.

Por ejemplo, en los últimos tiempos se han lanzado al mercado inmuebles de obra nueva para todos los gustos y necesidades, los cuales van desde las viviendas unifamiliares, hasta los pisos con varios dormitorios o los áticos con terraza. Un sinfín de posibilidades, que llama la atención de multitud de personas que no saben qué pisos de obra nueva comprar.

También te puede interesar:
15 casas construidas en lugares únicos

Ventajas de comprar un piso de obra nueva sobre un piso de segunda mano

Probablemente, la mayor ventaja de comprar una vivienda nueva es que nadie ha vivido en ella. Es decir, es un inmueble impoluto que estrena el comprador, de manera que este se convierte en la primera persona que disfruta de sus características. A diferencia de las viviendas de segunda mano, los pisos nuevos incluyen algunos extras como materiales de construcción avanzados o mejores instalaciones comunes.

Pero si por algo destacan las viviendas de obra nueva es por la mayor vida útil de los edificios, algo que beneficia de manera directa a los compradores, ya que no tienen que realizar reformas en un largo periodo de tiempo. Además, los pisos nuevos suelen ser más grandes que las casas antiguas, puesto que ofrecen una distribución moderna que permite aprovechar mejor los espacios.

Por qué comprar un piso de obra nueva sobre plano

A la hora de comprar un piso nuevo, es muy importante saber diferenciar los tipos de viviendas nuevas que existen en el mercado. Una de las alternativas más destacadas es la de comprar un piso sobre plano, ya que el precio de estos inmuebles suele ser más reducido que el de las viviendas ya construidas -en torno a un 10-15% menos-. Sin embargo, las ventajas de estos pisos van mucho más allá del aspecto económico.

Y es que al adquirir un piso sobre plano, las personas pueden realizar algunas modificaciones para adaptarlo a sus necesidades concretas. De este modo, los futuros propietarios del inmueble pueden llevar a cabo pequeños cambios relacionados con la distribución, los materiales de fabricación o los acabados -tipo de suelo, color de las paredes, equipamiento del baño, etcétera-.

También te puede interesar:
El interior de esta moderna casa mexicana da paso amplios espacios al aire libre

Otra de las ventajas de hacerse con una vivienda sobre plano es que las personas pueden elegir algunos aspectos concretos que afectan a la vivienda como la orientación, el número de dormitorios o la plaza de garaje. Además, los compradores pueden seleccionar el tipo de vivienda que más les gusta -bajo con jardín, ático con piscina-.

Por qué comprar un piso de obra nueva terminado

Los pisos sobre plano son una opción muy recomendable, sin embargo, algunas personas prefieren optar por la compra de una vivienda de obra nueva terminada. Si por algo destacan este tipo de inmuebles es porque las personas pueden ver su acabado final antes de tomar la decisión, es decir, pueden comprobar las características reales de la vivienda -distribución, dimensiones, etcétera-.

Pero sobre todo, la principal ventaja de un piso de obra nueva terminado reside en la posibilidad de habitarlo rápidamente. Y es que en cuanto se produce la firma de la escritura en el notario y se hace entrega de las llaves, el propietario puede empezar a disfrutar de la vivienda. Otra de las ventajas es que las personas pueden subrogarse al préstamo que tiene el promotor para construir las viviendas -si necesitan hipoteca-.

Gracias a este factor, los futuros propietarios del inmueble de obra nueva terminado evitan pagar la tasación -valoración que se utiliza para determinar el precio real del inmueble-. Por otro lado, al comprar un piso nuevo terminado es mucho más factible conocer a alguno de los vecinos que ya viven en el edificio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here