Dentro del diseño de interiores, las escaleras suelen ser esas grandes olvidadas. No se les presta la atención necesaria y en muchos casos lucen insulsas y con poca gracia. Y es normal, es difícil darles ese toque de carisma a un elemento tan secundario como son unas escaleras. Entonces, ¿cómo proceder en estos casos? No te preocupes, en este artículo te mostraremos cómo decorar unas escaleras modernas de interior sin morir en el intento. Ya verás que con solo unos detalles, tus escaleras lucirán de película.

Tabicas

Llamamos tabicas (o contrahuellas) a la parte frontal de una escalera. Para ser más concretos, según estás subiendo unas escaleras, la zona que se te queda enfrente. Mucha gente suele poner esta parte del mismo color que los escalones (o huellas), desaprovechando el gran potencial que nos proporcionan en términos de decoración. Por no hablar que, poniendo del mismo color los escalones y las tabicas estarás generando un elemento que visualmente puede pasar muy inadvertido. Si eso es lo que pretendes con tus escaleras, ¡adelante!

Pero si quieres que tus escaleras cobren el protagonismo que se merecen, puedes optar por decorar la tabica. ¿Cómo? De mil maneras. Por ejemplo, puedes instalar azulejos hidráulicos que tan de moda están ahora, puedes adherirles pegatinas decorativas o vinilos, mosaicos, distintos patrones en cada tabica, instalar pizarra y pintar lo que te apetezca, mostrar citas célebres o frases de películas, estampados… ¡La imaginación no tiene límites! Decora tu tabica y verás como tus escaleras parecerán completamente otras.

Decoración mural

Otro aspecto que solemos descuidar de nuestras escaleras interiores es la decoración mural. Si cuentas con unas escaleras pegadas a una pared, lo más óptimo es decorar dicha pared. Puedes poner cuadros de manera creativa en forma de collage, esculturas murales, placas o letras e incluso espejos para que el espacio parezca aún más grande y de sensación de amplitud.

También te puede interesar:
Esta fantástica casa de cuento se ha construido en tan solo 6 semanas en Tailandia

No olvidar tampoco la iluminación. Puedes optar por ubicar lámparas que acompañen el recorrido de la escalera en la pared, o bien, si cuenta con un tramo corto, instalar una lámpara grande en el techo de la sala. Últimamente también se está poniendo muy de moda el instalar pequeños LEDs en cada uno de los peldaños. Este tipo de iluminación consume muy poco y dará un toque mágico a tus escaleras.

Baranda o pasamanos

Una baranda o un pasamos nos ayudará a mejorar la accesibilidad de nuestro hogar. Como consejo personal, a mi siempre me gusta que cuente con la misma estética que la escalera, en la medida de lo posible. Es decir, si la escalera es de madera, intenta que el pasamanos sea de madera, si la escalera cuenta con componentes en forja, procura que la baranda sea de forja… Sé que hay casos en los que esto no es posible. En dichos casos, instala una baranda discreta. Ayudará a dar protagonismo a tus escaleras sin llevárselo ella todo.

Ojo, si cuentas con un altillo al cual accedes muy de vez en cuando, no hace falta construir unas escaleras de obra como tal. Lo ideal es instalar unas escaleras para buhardillas. ¿Qué es eso? Seguramente lo has visto en mil películas. Se trata de ese tipo de escaleras que se despliegan al tirar de una cuerda o cable, y que quedan super estéticas. Además, con ellas ganarás mucho espacio ya que no estarán visibles cuando estén plegadas.

Espero que con este artículo hayas aprendido unos truquillos a la hora de decorar tus escaleras. ¿Estás de acuerdo con estos consejos? ¿Propondrías algún truco para cambiar de aires tus escaleras? Coméntanoslo más abajo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here