¿Cuál es el mejor lugar para colocar el frigorífico en la cocina?

mejor lugar para colocar el frigorifico

Colocar correctamente el frigorífico en la cocina es esencial. No sólo porque estos aparatos necesitan cierto cuidado, sino también porque, al ser contenedores de alimentos, han de ubicarse en un lugar que le permita una buena movilidad y conexión con las distintas áreas de la cocina. Por ello, es esencial saber cuáles son los mejores lugares para los frigoríficos en cualquier cocina.

En este artículo te vamos a dar los mejores consejos para situar de manera más eficiente y eficaz posible el frigorífico dentro de la cocina.

¿Con qué zonas cuenta la cocina?

No podemos hablar de dónde situar el frigorífico sin señalar qué zonas diferenciadas existen en una cocina. Así mismo, es importante que la cocina disponga de un diseño que se adapte a las necesidades de espacio y de los usuarios. No podemos olvidar que tenemos que colocar los aparatos de acuerdo a las tomas de agua, desagüe y electricidad para un uso más eficiente.

Independientemente de cómo esté decorada una cocina, tiene unas zonas diferenciadas como son:

  • Zona caliente: vitrocerámica, extractor de humos, horno (y se puede incluir el fregadero).
  • Zona de preparación de alimentos y platos.
  • Almacenamiento refrigeración. Muebles con todo lo relacionado con el menaje de cocina, alimentación y el frigorífico.
  • Zona de comedor (opcional en cocinas).

¿Dónde puedo colocar mi frigorífico?

Tenemos hasta 6 formas de colocar el frigorífico en tu cocina:

  • Cerca de la despensa. Lo podemos colocar cerca de zonas donde se preparan los alimentos. Es una posición estratégica donde todo está cerca y nos permite cerrar la puerta del refrigerador nada más sacar los productos que planeamos cocinar.
  • En los extremos. Tiene una función estética para evitar sombras. En este sentido es mejor ubicarlo en una esquina de la cocina y no junto a una ventaja, ya que el tamaño del aparato puede acortar la cantidad de luz natural que entre en la cocina.
  • Área amplia. El refrigerador requiere de un espacio para una buena ventilación, para evitar la acumulación de aire caliente y que el compresor funcione de forma correcta.
  • Lejos de zonas de calor. Cuanto más alejado esté de los focos de calor, mucho mayor será su eficiencia energética y la vida útil del mismo. Hay que evitar poner elementos divisorios, ya que el calor podría filtrarse hacia el refrigerador durante el funcionamiento de la placa, el horno o el microondas.
  • Aislado. Muchos modelos actuales incluyen colores y diseños que lo hacen por sí mismo un elemento decorativo dentro de la cocina. Es por ello que podemos encontrar cocinas donde el frigorífico está situado en un espacio donde está solo y destaca por sí mismo.

Otros factores para ubicar el frigorífico en la cocina

Diseño y decoración

Debido a su tamaño, el frigorífico puede ser un elemento de decoración en la cocina. Se puede escoger un modelo blanco, pero quienes buscan el factor diseño también podemos encontrar este tipo de dispositivos con acabados en acero inoxidable, con brillo, cristal o distintos estilos.

Antes de comprar un frigorífico con un determinado diseño, color o tamaño, hemos de valorar las medidas de la cocina, la decoración de esta y el estilo del resto de electrodomésticos para no romper la armonía. No es una buena idea mezclar electrodomésticos de acero inoxidable con otros de tonalidad blanca.

Así mismo, también podemos implantar un armario especial empotrado para que resguarde el frigorífico. Estos armarios se ajustan a la puerta de la nevera haciendo que, al abrir la puerta del mueble, también se abra la de la nevera. Esto proporciona elegancia a la cocina y se crea un espacio adicional, aunque no puede contener un aparato de gran tamaño porque entonces no podría instalarse el armario.

La ventilación es clave

La ventilación es un elemento esencial para un frigorífico, ya no solo ayuda a alargar la vida útil del aparato, sino también hará que el aparato sea más eficiente al no tener que hacer un sobreesfuerzo.

Se ha de colocar en un lugar donde exista una separación entre las paredes. De media, lo ideal es que tenga 15 cm de espacio entre el aparato y la pared y, a los lados, una ranura de 1 cm. Por último, es mejor siempre revisar las instrucciones del frigorífico donde indicarán lo básico para saber dónde o no colocarlo.

Y hasta aquí los consejos sobre cómo colocar el frigorífico en una cocina. Siguiendo estos consejos y orientaciones, el frigorífico ganará en eficiencia, diseño, y practicidad.

Sobre el autor

Scroll al inicio